Templos católicos de Victoria se mantendrán sin seguridad especial

0
667

Por José Gregorio Aguilar

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Sin soslayar los hechos de violencia ocurridos en Reynosa el pasado viernes, que pararon la celebración del Viacrucis, el obispo Antonio González Sánchez dijo una vez más que no pedirán seguridad para las iglesias de la Diócesis local y se acogerán a la voluntad de Dios.

Afirmó que las iglesias católicas que integran la Diócesis de Victoria se mantendrán sin vigilancia o seguridad especial pese a los hechos de violencia que se siguen presentado en el Tamaulipas.

Refirió que los sacerdotes y él mismo  se mantienen en oración para pedir a Dios que los proteja de la inseguridad y de la incidencia delictiva a que sigue perturbando a los habitantes de Tamaulipas.

Entrevistado al término de la misa de Domingo de Resurrección, el obispo no desestimó lo ocurrido en Reynosa, donde  una balacera puso en riesgo a los participantes del Viacrucis santo, pero a pesar de ello y al menos en la Diócesis de Victoria no se implementarán medidas de seguridad adicionales.

“Aquí no, por lo pronto no; sé que tristemente en el viacrucis de Reynosa pasó algo desagradable pero yo sigo confiando en Dios, por lo que aquí yo no voy a pedir ningún medio adicional de seguridad… sigo confiando en el buen Padre Dios.

Por otra parte, cuestionado  sobre el balance de asistencia de los fieles a los oficios religiosos propios de la  Semana Santa, que concluye con el Domingo de Pascua, el dirigente católico aseguró que pese a que las playas lucieron llenas, también los templos católicos tuvieron buena afluencia de creyentes.

“Aunque algunos medios le hacen mucha publicidad a la gente que va a la playa, yo  te puedo decir que aquí en Victoria estuvimos bien; sí hubo mucha participación de la gente. Doy gracias a Dios y a la gente porque sigue participando”.

De hecho, y de acuerdo a reportes de los sacerdotes del resto de las iglesias, la afluencia de la gente a los templos católicos en esta Semana Santa fue muy favorable, incluso, en algunos casos se puede afirmar que superó la del año pasado.

“De hecho considero que hubo más gente, sobre todo en la Procesión del Silencio, así lo veo yo; y me siento tranquilo después de que terminó la Semana Santa. Y aparte, yo mido en Catedral pero mis sacerdotes dicen que en todas las iglesias pasó lo mismo”.

Incluso dijo que en las canchas del 19 Carrera, donde termino la Procesión del Silencio todo estaba lleno y dio gracias al creador por la respuesta de la gente que sigue creyendo en Dios.