Claman padres de familia de Tamaulipas por bajar cuotas escolares impagables

0
584

Por José Gregorio Aguilar

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- En muchas escuelas las cuotas escolares se han vuelto impagables, porque ya que son cantidades que no están al alcance de los padres de familia y se han  convertido en un atentado a sus bolsillos, por lo que la Sociedad Estatal de Maestros y Padres de Familia está pidiendo facilidades para ese pago.

Ante este panorama lo más conveniente es que las escuelas brinden facilidades a los alumnos para poder cubrir esa cantidad, sugirió Miguel Ángel Tovar Tapia, presidente de la Sociedad Estatal de Maestros y Padres de Familia.

Consideró que antes de fijar el monto económico de la cuota, los papás deben reunirse para analizar cuáles son las necesidades y prioridades del plantel y en base a ello establecer la cantidad.

Admitió que esa aportación económica sí es necesaria en virtud de que la SEP no proporciona un presupuesto para atender el mantenimiento,  equipamiento o las mejoras que necesite la institución, pero aun así las cuotas no deben ser exageradas.

“Hay padres que no tienen empleo fijo o  trabajan en empleos eventuales temporales y es un verdadero problema porque es dinero que apenas sí les alcanza para sostener a la familia, y pagar mil pesos o más de cuota realmente es un atentado para sus bolsillos”.

Ante la cercanía del proceso de reinscripción en las escuelas, Tovar Tapia recomendó a los padres de familia que realmente no estén en condiciones de pagar la cuota escolar, que dialoguen con los representantes de la mesa directiva y que en las reuniones se hable de las necesidades del plantel para acordar la forma de obtener ingresos para resolverlas.

Es necesario que si  por ejemplo los sanitarios están deteriorados o los techos de las aulas gotean, la mesa directiva haga un presupuesto de lo que se necesita y de ahí dividir los gastos y determinar cuál es la cantidad que se deberá pedir como aportación.

Comentó que la mayoría de los comentarios que ha recibido de los papás de los alumnos es que no ven en que se invierte el dinero que aportan, es decir, dudan que realmente se destine al mejoramiento de la infraestructura.

Para evitar que cada año se presente la misma problemática, el presidente de esta Asociación insistió en la conveniencia de dialogar sobre las cuotas voluntarias y se acuerde una cantidad módica, pero que ésta se vea reflejada en la mejora de las instituciones educativas.