Exigen destitución de funcionario de la SET por obstruir pago a profes de Tamaulipas

0
6448

Por Redacción

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El diputado del Partido Nueva Alianza (Panal), Rogelio Arellano Banda exigió el pago inmediato a más de dos mil maestro de la entidad y la destitución del director de informática de la Secretaría de Educación de Tamaulipas (SET), Enrique Casillas González.

De acuerdo con el diputado local, la SET mantiene adeudos con más de dos mil maestros de nuevo  ingreso, con otros que  cubren interinatos o prejubilatorios “incluso hay docentes con más de un año sin percibir su salario, lo que ha repercutido en la calidad de la educación”.

Arellano Banda solicitó la intervención de la contraloría de la SET para que investigue y destituya a Casillas González, a quien se le imputan las obstrucciones, errores e irregularidades que mantienen a los docentes sin cobrar.

“La Secretaria de Educación en el Estado es la responsable del pago de nóminas de los maestros, la que ante  los cuestionamientos del magisterio manifiesta que se debe  a fallas en el sistema, no obstante lo que no dice la SET es que dicho sistema,  que funcionaba sin ningún contratiempo, fue cambiado al principio del actual sexenio”, manifestó.

Añadió que sin que se diera justificación alguna fue incorporando un nuevo sistema, diseñado, elaborado o vendido por el actual director de informática de la dependencia  Enrique Casillas González, “sistema que ha resultado inoperante para el adecuado funcionamiento del pago de los docentes”.

Refirió que hace más de un año no se les ha pagado a muchos maestros,  situación que les resulta insostenible y que también repercute en la calidad de la educación que reciben los alumnos, toda vez que  sus maestros recurren otras alternativas, como préstamos o hasta al ausentismo, por la falta de recursos para el transporte y para poder subsistir.

“La fracción parlamentaria de Nueva Alianza exige categóricamente a la Secretaria de Educación que de respuesta inmediata a los reclamos de los maestros, a los que indebida e injustificadamente  no se les ha pagado”, enfatizó.

Sin embargo, Arellano pidió también la intervención de la Contraloría gubernamental  y  de las autoridades competentes para que investiguen y castiguen, en su caso, a los responsables de las anomalías “que mantiene sin comer y sin dormir a cientos de maestros en el estado”.

Consideró inadmisible que desde el 2016 y 2017 maestros de nuevo ingreso se hayan ganado una plaza y se tengan que trasladar incluso de Tampico a Nuevo Laredo sin recibir sueldo.

“Qué triste y lamentable, porque el día que les entregaron su documento sus familias estaban felices, hasta para la cena gastaron y ahora simplemente están sin su salario”, concluyó.