Héctor López también es investigado por malos manejos financieros

0
805

Por José Gregorio Aguilar

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El secretario de Organización de la Sección 51 del  Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), Gustavo Camacho, informó que tras las elecciones del 1 de julio una comisión del Comité Ejecutivo Nacional arribará a  Victoria para entablar una investigación en contra del secretario de Finanzas del gremio, Héctor López González.

Luego de que se dio a conocer que el ex secretario de Salud y actual candidato a la diputación federal de la coalición “Juntos haremos historia” por el distrito de Mante no se presenta a su trabajo, realiza proselitismo político y   sigue cobrando su sueldo de  35 mil pesos, Gustavo Camacho refirió que este asunto tendrían que investigarlo las autoridades correspondientes por ser más político electoral que sindical.

Pero independientemente de la irregularidad que en el rubro electoral esté cometiendo el también ex  alcalde del municipio de Mante, Gustavo Camacho reiteró que el sindicato actuará en consecuencia en caso de que se compruebe que hubo malos manejos con las finanzas, vehículos y propiedades de la Sección 51 por parte de quien ocupa, precisamente, la cartera de Finanzas  en este gremio.

“Prácticamente se convierte en un asunto partidista, no tanto sindical, pero aparte nosotros acabamos de estar en la Ciudad de  México para ver el proceso que llevamos en contra de Maribel González y Héctor López, que es el responsable de las Finanzas y se va a proceder pasando  las elecciones. Lo más probable es que llegue una comisión a Tamaulipas para deslindar responsabilidades  en el manejo de las finanzas y propiedades del sindicato, los vehículos y una serie de situaciones que se van a investigar”.

Desde el pasado mes de marzo, un grupo de trabajadores sindicalizados desconocieron a Maribel González Arredondo como secretaria general de la  Sección 51 del sindicato y al titular de la cartera de Finanzas, Héctor López González, a quienes acusaron  de una serie de irregularidades, malos manejos y de fomentar la corrupción con las plazas, así como de actuar en contra de los empleados a los que se supone debe defender.

Desde entonces han colocado en muchas unidades de salud de todo el Estado mantas de repudio al liderazgo de ambos personajes exigiendo su salida del sindicato.