Magistrados de Tamaulipas quitan pensión a alumna de la UAT… ¡y juzgado los corrige!

0
1341

Por David Zárate Cruz

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Los magistrados del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE), Adrián Alberto Sánchez Salazar, Hernán de la Garza Tamez y Blanca Amalia Cano Garza revocaron la pensión alimenticia a una estudiante con el argumento de que ya había recibido un título de licenciada en Nutrición.

Sin embargo, eso era falso porque en ningún momento el padre de la estudiante presentó dicho documento, por lo que la acción de los magistrados estatales fue echada abajo por medio de la ejecutoria 521/2016, a través de la cual magistrados federales le otorgaron un amparo.

El magistrado José Clemente Cervantes, del Segundo Tribunal Colegiado en Materias Administrativa y Civil del Décimo Noveno Circuito, determinó que la desestimación de los argumentos de la estudiante, efectuada por la Sala responsable, partió de una consideración toral falsa, atinente a  que en el juicio de origen quedó demostrada  la  existencia del título profesional de la demandada, y su obtención;  porque dicho documento estaba en trámite y el pago de los derechos habían quedado cubiertos.

El 6 de octubre del 2016 se presentó en el Poder Judicial Federal en esta capital la demanda promovida por una estudiante de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), en contra de  la Primera Sala Colegiada en Materias Civil y Familiar del STJE, por la sentencia de 10 de agosto de 2016, dictada en el toca 318/2016, considerándola violatoria de las garantías de seguridad jurídica y debido proceso.

El 25 de abril del 2015 el padre de la estudiante promovió juicio sumario civil  sobre cancelación de alimentos, con el argumento de que su hija era mayor de edad y había concluido su carrera profesional.

El Juzgado Primero Familiar de Nuevo Laredo emitió la sentencia revocando la obligación del padre de proporcionar el 25 por ciento del salario y demás prestaciones que percibe de su fuente laboral en un CBTIS y en la clínica hospital del IMSS, ante lo cual la afectada presenta recurso de apelación.

El 10 de agosto del 2016, los magistrados de la Primera Sala Colegiada en Materias Civil y Familiar del STJE emitieron la sentencia ejecutoria, declarando infundados los argumentos de la universitaria y confirmaron la sentencia, condenándola al pago de los gastos judiciales, ante lo cual la alumna decidió recurrir al juicio de amparo, presentando sus respectivos agravios que le ocasionaba la resolución.

El magistrado José Clemente Cervantes, a quien correspondió estudiar el asunto, determinó que en el juicio se debía dar cuenta de la existencia del título, con la exhibición  del documento en que se contiene, o cualquier otra que evidenciara que se habían cubierto todos los trámites para su legal emisión, como pudo ser la cédula profesional o cualquier otro, sin que exista la  necesidad de evaluar las condiciones y circunstancias de la profesión de licenciada en Nutrición, al ser evidente que se requiere de título para su ejercicio, pues  sólo de esa manera quedaría acreditado que la apelante  puede valerse por sí misma.

Ante ello,  el magistrado federal propuso otorgar el amparo, lo cual fue aprobado por el pleno judicial para que se dicte otra sentencia en la que se analicen nuevamente los agravios esgrimidos, y en todo caso, considere que en el juicio debía demostrarse la existencia del título de  la carrera de Licenciada en Nutrición, y resuelva lo que en derecho estime conveniente.