Oran para que llueva en Tamaulipas; viene santo patrono y yunta de bueyes

0
837

Por José Gregorio Aguilar

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Durante nueve días, la parroquia de San Isidro Labrador  de esta ciudad se mantendrá en oración para pedir a Dios que llueva en Victoria y la región, informó el párroco Ignacio Garza García.

Destacó que la escasez de agua y la ausencia de lluvias es una realidad en muchas partes del Estado aún y cuando en los últimos días en algunas regiones  se han registrado abundantes precipitaciones pluviales.

Dijo que a Isidro Labrador, pese a que fue un laico, se le invoca como un santo para clamar por la lluvia. La historia cuenta que mientras oraba en una iglesia, dos ángeles aparecieron, tomaron el arado y dirigieron los bueyes para cumplir con la labor encomendada al piadoso campesino.

Por esta razón, el párroco anunció que el próximo 15 de mayo se llevará a cabo una procesión por el territorio parroquial con la imagen del santo patrono y con una yunta de bueyes procedentes del ejido José María Carricitos, de Linares, Nuevo León, para recorrer varias colonias  de la ciudad, como la Bertha del Avellano, entre otras.

“El  martes 15 de mayo a las 2:00 de la tarde vamos a traer una yunta de bueyes con su carreta original, vienen de  30 kilómetros de Linares,  a un lado de la presa José López Portillo  para recorrer la ciudad por la calzada a la vía del tren y a donde están las capillas que pertenecen a la parroquia”.

Estas actividades forman parte del programa de la fiesta patronal de San Isidro Labrador del 6 al 15 de mayo, la que concluirá con un baile en las instalaciones de esta iglesia, ubicada frente al penal de Victoria.

“Este baile popular inicia a partir de las 8:30 pm y será amenizado por los grupos  Motivos, Hermanos Quintana y la Sonora Candelosa; todo sin costo alguno para los asistentes”.

Antes, ese mismo martes 15 se oficiará la misa por el obispo de Victoria, Antonio González Sánchez, a la que también asistirán sacerdotes que conforman la Diócesis.

 “Hemos programado una novena como preparación a la fiesta. Durante cada uno de los días tendremos peregrinación, misa y festival, esperando que esto nos ayude a ser cada día una comunidad cristiana más fuerte y más unida. Tendremos también la presencia de algunos sacerdotes e invitados especiales”, concluyó el líder de esta iglesia católica.