‘Sí señor, yo soy de rancho… y las cabras tiran al monte’: Reyna Garza

0
6469

Por Blanca Esthela Hernández D.

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Con casi 34 años dejados en las aulas escolares y una carrera de periodismo y comunicación (que no ejerció), Reyna Garza Hinojosa fue dominada por la herencia de sus padres, el comercio.

Restaurantera por tradición, la candidata a diputada federal por el V distrito de la coalición “Juntos haremos historia” (MORENA-PES-PT) es una mujer todo-terreno pero casi se dobla y las lágrimas asoman a sus ojos cuando recuerda sus orígenes.

-¡Huy,  claro que no reniego de mis orígenes! Estoy feliz y me siento muy orgullosa de lo que mis padres forjaron en mí. Yo por mi viviera allá (en la zona rural), pero mi negocio, situaciones diversas, mis nietos y su escuela me tienen aquí. Pero yo por mi estuviera allá, feliz de la vida.

De hecho, en sus recorridos por los municipios del V distrito, Garza Hinojosa reinició una especie de romance con los habitantes de esa amplia zona donde, asegura, se siente como en su casa.

Cocinera experta, incluso de los platillos más sofisticados, la candidata ha pasado horas y horas en Hidalgo, Padilla, Güemes, etcétera, donde se reencontró con lo que le gusta y le ofrecen los pobladores.

-Ahorita como puros tacos, donde me den. Donde me agarre el hambre, ahí como. Ahora que vamos allá a Hidalgo, para los ranchos y ejidos  me encanta. Me dicen: qué quieres comer. Les digo denme huevito con chile y frijoles en bola. ¡Yo soy de rancho! Y como dice mi hermana: las cabras tiran al monte… y sí, yo ahí soy feliz.

 

Reseña que cuando anda en Hidalgo les dice que “ya no me quiero regresar, acá me quiero quedar”. O en Santa Engracia. O en Padilla.

-La gente me ha ofrecido sus viviendas como casas de campaña.

 

ATRAVESANDO BRECHAS, CAMINOS Y VEREDAS

El arraigo de la candidata en esa zona del V distrito tiene una explicación: sus padres, que sin saberlo le allanaron el camino de esos municipios desde el servicio que ofrecían en el legendario restaurante “Los Kikos”, ubicado a un lado del puente del río Corona.

El dueño era su padre Elías Garza Barrera, todo un personaje en la región.

-Mis padres son Elías Garza Barrera y doña Elva Hinojosa de Garza, que ya fallecieron. Ellos me educaron en una cultura de trabajo, respeto, honestidad y lealtad. Y he seguido avanzando así, con esas costumbres, y ahora me convertí en lo que ellos me enseñaron, en restaurantera, en comerciante. Soy maestra jubilada, soy madre de familia y orgullosa de ser abuela de tres nietos.

-¿Dónde estaba Reyna Garza cuando su papá despachaba en el restaurante al lado del río Corona, por donde entonces pasaban los desaparecidos “Transportes Martínez”?

-Ahí, con él, en la cocina, haciendo tacos, matando marranos, desplumando gallinas, porque todo lo consumíamos de ese distrito, de lo que es parte del V distrito: Hidalgo, Santa Engracia, Padilla, Güemes. Salíamos con nuestros padres a hacer las compras. Por eso, cuando yo inicio mi campaña me dicen ¿no tienes miedo de ir a ese distrito?  Y yo digo pues no. Primero porque voy con la bendición de Dios. Y como me dijo un señor: “estás cosechando lo que tus padres sembraron, eres una semilla que va a dar frutos y qué bueno que eres candidata por este distrito,  donde te queremos mucho. Y sí, porque puerta que hemos tocado puerta que se ha abierto. Y me dicen, tu papá fue mi padrino de bodas, tu papá fue mi padrino de 15 años, de bautizo… entonces, así me la he llevado por todo el V distrito.

-¿Y vale la pena Reyna? ¿Vale la pena, cuando tienes tu vida hecha, incursionar en la política?

-Yo creo que sí vale la pena. A veces digo, ay no, por mis nietos. Pero bueno, también digo, puedo ayudar a más gente y hacer ambas cosas. Ahora que he hecho los recorridos por todo el distrito he visto que hay mucha sensibilidad, muchas carencias y falta de apoyo por parte de los gobiernos. Ahí es donde más me dan ganas de salir adelante y me digo: puedo estar  en las dos partes, puedo ayudar y estar con mis nietos en la noche. A veces me dicen, “Tita” ya no te vemos, porque salgo muy temprano de mi casa, pero me doy tiempo a medio día, estoy un ratito con ellos. A veces no los veo en todo el día, pero también me duele mucho la gente, y yo siento que a esta vida hemos venido a servir. Llegas a una etapa en que ya fuiste madre, ahora ya eres abuela y te queda tiempo para dar a los demás ese cariño y ese amor que mis padres me inculcaron, y el espíritu de servir… siento que sí puedo.

-¿A qué edad llegaste a Ciudad Victoria?

-Cuando yo hice la secundaria  nos traían todos los días a la escuela y nos regresaban al mediodía, y era seguir trabajando en el restaurante. Para nosotros no había ni sábados ni domingos ni nada. Los domingos matábamos 30 o 40 marranos para las carnitas.

-¿Aprendiste a hacer de todo?

 

-De todo: cecina de lomo,  chorizo, carnitas, asado de puerco, milanesas. Aprendimos de todo, y prueba de ello es que tengo mi negocio y mi hermana sigue en lo mismo. Es algo que hago con todo mi corazón porque disfruto mucho estar en mi negocio.

Reyna Garza admite que no todo ha sido miel sobre hojuelas, porque no ha escapado a las consecuencias que le ha acarreado el hecho de haber aceptado la candidatura del Partido Encuentro Social (PES).

-Dejar un poco solo el restaurante sí ha afectado un poquito, porque gente que antes iba se ha molestado por mi decisión y ha dejado de asistir, lo que ha mermado un poco el negocio.

-¿Hasta dónde percibes que alcance la figura paterna del famoso “Gordo Garza” en tu tarea electoral?

-En todos los municipios del V distrito, porque en mi cara me lo dicen. En Padilla, Santa Engracia, Hidalgo, Güemes, sus ejidos y en gran parte de Victoria me han dicho: hijo de tigre, pintito.

-¿Te duele no haber sido valorada en el PRI o te sientes liberada después de ver cómo vienen las cosas?

-No, fíjate que no, pues el partido es una cosa y las personas que dirigen el partido son otra cosa. Yo pienso que quienes más daño le han causado al partido son las personas que llegan ahí por tradición de familias, de hermanos, de parientes, de compadres, de padre a hijos… o sea, la herencia de los cargos.

 

-Hay mucho descontento con los partidos por todo lo que han hecho los políticos, los ex gobernadores ¿cuál es la diferencia que marcarías tú en esta nueva etapa de tu vida?

-Yo haré las cosas con honestidad, con lealtad y espíritu de servicio para mi gente. Quiero marcar esa diferencia con eso. Es decir, no robar, no mentir y ayudar en todo lo que pueda en relación con el municipio, con el estado y con el gobierno federal, para que los recursos lleguen a las personas que tengan que llegar; que lleguen directos y no tengan intermediarios, porque es lo que me han expresado los citricultores y los agricultores, que es todo un papeleo que tienen que hacer para obtener esos apoyos.

En sus recorridos, Reyna Garza ha recibido denuncias de los agricultores que se quejan de que antes recibían tantos bultos de semilla o de fertilizantes por hectárea y ahora les llega un bulto. El apoyo del diesel se los quitaron y también los apoyos a la maquinaria.

-No tienes idea de lo dolida que está la gente del campo -refiere.

-¿Entonces cómo es que te han abierto las puertas y hasta te ofrecen sus viviendas como casas de campaña?

-Yo les digo que me den la oportunidad de servirles, que es la primera vez que yo voy en una elección popular, y es cuando la gente te abre la puerta, te sienta, te da el  vaso de agua. Ya les explicas quién eres, de dónde vienes. Y entonces dicen: “estamos de acuerdo con usted maestra, le vamos a dar nuestro voto de confianza”. Gracias a Dios nos han recibido excelentemente bien, con un vaso de agua. A lo mejor por eso me he tardado más en recorrer los municipios, porque a veces me tardo hasta 30 o 40 minutos con cada persona, porque tienen necesidad de que los escuches, de que los apapaches, y yo me doy ese tiempo.

De acuerdo con Garza Hinojosa, hasta hoy ella es la única candidata que ha recorrido los municipios ubicados fuera de Victoria, que es la cabecera, ya que ha recorrido de punta a punta los ejidos de Hidalgo, Mainero, Villagrán, Padilla y Güemes.

Comenta que le han dicho que también tiene que cuidar el voto en Ciudad Victoria y ella les dice que sí, pero también que le interesa conocer las necesidades de esa gente del área rural que está totalmente en el abandono.

-Lo que más requiere la gente allá es apoyo, trabajo, medicamentos. Afortunadamente me han recibido muy bien y dicen que tienen una esperanza en mí, porque las mujeres somos diferentes, que así como cuidamos a la familia podemos cuidar nuestro municipio, nuestra ciudad y nuestro país.

-¿Qué ves en tus adversarios políticos, en los candidatos de otros partidos que buscan ganar el mismo distrito que tú?

-Pues como a todos los conozco me siento a gusto. Todos son más chicos que yo y podría ser la mamá de ellos. Los conozco desde niños y respeto lo de cada quien; he sido muy respetuosa de su trabajo, e incluso nos hemos tomado alguna foto juntos cuando andamos en el Libre 17 o nos encontramos en alguna calle. Sabes que aquí todos nos conocemos y tenemos que saludar; no porque ande yo en un partido y ellos en otro nos hemos dejado de saludar. Yo he sido muy correcta.

-¿Cuáles son tus ventajas?

-Pues por la situación que estamos viviendo en los partidos yo creo que tengo mucha ventaja y muchas posibilidades de ganar si se respetan y son limpias las elecciones.

-¿Sientes que la ventaja de Andrés Manuel López Obrador te da más posibilidades de ganar?

-Sí, pero tengo que trabajar mucho porque me lo han pedido. La misma gente me dice: maestra no aflojes el paso, no te confíes; no porque él va arriba tú te confíes, tienes que trabajar casa por casa.

-¿Es más Reyna Garza que los partidos en coalición que te respaldan?

-No, pues vamos de la mano. He tenido mucho respaldo de Morena, del PT y de mi partido Encuentro Social, también he tenido mucho apoyo. Si sé quién soy, estoy bien ubicada. Siento que sí hay algo que me identifica mucho con la gente, y es el apoyo que estoy recibiendo.

-Más allá de la lucha electoral, a Reyna Garza se le ubica más ayudando a los ancianos, a los niños, a los desvalidos ¿ahora que tienes que ocuparte de problemas más complejos te sientes con la capacidad, voluntad y el ánimo suficientes?

-Sí, claro que sí. Mucha gente me identifica porque en los últimos siete años trabajé con puros adultos mayores, y obviamente trabajaba hasta con los nietos y con los hijos. Por eso también acepté, porque ellos viven en mucha soledad. Entonces cuando mi partido me ofreció la candidatura yo dije: en la Cámara de Diputados voy a promover iniciativas de ley para apoyar a los adultos mayores. De hecho es la primera propuesta que llevo, que los adultos mayores tengan mejor calidad de vida, medicamentos, transporte gratuito, que tengan un seguro de gastos funerarios porque cuando mueren no hay quien quiera pagar. Esa y otra iniciativa de ley por los niños es lo primero que voy a impulsar.

La candidata a diputada federal por el V distrito tiene un motivo más que le impulsa a dar prioridad a la iniciativa pro adultos mayores.

-Mis adultos mayores ya han sido amenazados por ahí, porque a mucha gente le han dicho que si me dan el voto les van a quitar el apoyo de las despensas, del programa 65 y Más. Y siempre les he dicho que eso les corresponde por ley. Que esa fue unas de las iniciativas que nuestro candidato Andrés Manuel López Obrador hizo cuando fue regente de la ahora Ciudad de México y que mucha gente no sabe. También deben saber que si él llega a la Presidencia de México ellos van a recibir una pensión mensual, porque donde gobierna Morena se hace cada mes y aquí no sé por qué les dan el apoyo cada dos meses. Yo por eso le pido a la gente que salga a votar este 1 de julio, que por un día vamos a tener seis años de libertad, de mejores condiciones de vida. Yo confío en que con “Juntos haremos historia” va a haber un cambio total en México, todo para bien.

-¿Qué no te gusta de Reyna Garza?

-A lo mejor que soy muy sensible, muy llorona, y por lo mismo las injusticias me duelen y me da para abajo un poquito. Pero yo tengo un Dios que me fortalece y le pido que me dé la sabiduría y la inteligencia de salir adelante, porque si estoy aquí es porque Dios me lo dio.

Bien apoyada por el PES, por Morena y el PT, Garza Hinojosa señala con beneplácito el hecho de que muchos maestros se acaban de unir en apoyo a la coalición “Juntos haremos historia” con el objetivo de hacer un frente común  para cuidar las casillas.

-Yo les agradezco a todos los maestros jubilados y en activo que se hayan sumado a este proyecto de nación. Yo le propuse al maestro Enrique Meléndez que ese día los maestros cubramos todas las casillas para evitar el taqueo y todas esas maniobras fraudulentas.

Por último, Reyna Garza comenta una anécdota que le causó risa pero la llenó de orgullo, porque hasta con el apoyo de sus nietos cuenta.

 

-Me causó risa que hace poco mi hija me dijera: mamá, qué crees. Cada uno de ellos agarró un folletito y se lo llevó a la maestra y le dijo “mi Tita, vota por mi Tita” (su abuelita). Le pregunté a mi hija que porqué hicieron eso y le dijo “Tita, es que te queremos apoyar”.