Xico, el médico-candidato que hace camino al andar por las calles de Victoria

0
377

Por José Gregorio Aguilar

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Entre las calles del 7 y 8 Hidalgo, una señora de aspecto humilde y rostro agradable llamó la atención de la gente cuando le gritó al doctor Xicoténcatl González Uresti,  quien junto a su esposa atendió el frenético llamado de la madre de familia.

 Apenas lo vio y se fundió en un caluroso abrazo de agradecimiento con quien, dijo, prácticamente le salvó la vida cuando fue director del Hospital General de Victoria.

“Gracias a usted yo me curé; gracias a usted no me dio cáncer.  Usted me ayudó sin conocerme y estoy muy agradecida doctor”.

Y subrayó: “usted es una gran persona, ya no tengo ningún problema en mi seno y le agradezco porque me salvó la vida. Sin conocerme y sin yo conocerlo inmediatamente vio por mí y eso es magnífico. Mis hijos están bien, pero es gracias a usted. No había tenido oportunidad de decírselo, pero muchas gracias y que Dios lo  bendiga”, le dijo, después  de augurarle un rotundo éxito en su búsqueda de la presidencia municipal de Victoria.

Al igual que ella, durante la caminata por la calle Hidalgo otras personas reconocieron en el candidato de la coalición “Por Tamaulipas al Frente” a un profesionista de la medicina, a  un ser humano excepcional que no solo posee vocación de servicio sino que hace suyas las preocupaciones de los demás.

Cuadra por cuadra, negocio por negocio, el aspirante panista  compartió con los comerciantes de la calle Hidalgo su propuesta de trabajo para sanar a  Victoria de las enfermedades que la agobian.

En la emblemática plaza  Hidalgo, punto de reunión de familias y amigos que han visto pasar ir y venir a candidatos que prometen y nunca vuelven, Xico saludó a los boleros, vendedores de chicles y de antojitos mexicanos; estrechó la mano del ambulante, del vendedor aguas frescas, al de las paletas. No faltó quien le gritara: “y el caballo”, y él respondió “pues tú dices cuándo lo traigo”.

Después de saludar a las brigadas de impacto, en las que entusiastas jóvenes ondeaban las banderas albiazules, el abanderado de la coalición integrada por el PAN, PRD y MC prosiguió su caminata por la avenida Hidalgo, el punto comercial por excelencia de la capital del Estado, rodeada de cientos de comerciantes que todos los días soportan el frio o el agobiante calor para sacar adelante a sus familias.

En tanto que el bochorno de la mañana se dejaba sentir y unos tímidos rayos solares se asomaban en este martes, su segundo día de campaña proselitista, Xico se abrió paso sin perder su sonrisa, entre gritos, vivas y el claxon de los vehículos.

El corazón comercial de Victoria palpitó al ritmo de la batucada panista. De las zapaterías, de los negocios de comida o de ropa entraba y salían personas. En ese río de gente caminaba el candidato a la alcaldía de Victoria saludando, sonriendo y pidiendo el apoyo de los ciudadanos.

Esta jornada de trabajo, que inició con una visita al  histórico mercado Argüelles donde se concentran locatarios ávidos de otro rumbo de gobierno y que vislumbran en Xicoténcatl González Uresti  un factor de cambio, concluyó con mucho éxito porque el proyecto político del candidato de la coalición “Por Tamaulipas al Frente” obtuvo una amplia aceptación entre quienes mueven el motor de la economía en Victoria.