Contienen magistrados agandalle de Bancomer contra dueño de inmueble de Tampico

0
414

Por David Zárate Cruz

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- El Banco BBVA Bancomer deberá darse por notificado de una audiencia de remate  en primera almoneda sobre un bien inmueble en Tampico para pagar un laudo, del cual la institución es acreedora del dueño, ya que magistrados federales le negaron el amparo por argumentar que debió notificársele en la Ciudad de México y no en una sucursal, sin dar ningún motivo de porqué debió haber sido como señala.

El Magistrado Jorge Cristóbal Arredondo Gallegos, del Tercer Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Décima Región, con sede en Saltillo, Coahuila, determinó que lo así aducido por el promovente resulta inoperante en tanto que no expone  razonamiento alguno para sustentar su aseveración en el sentido de que debió notificarle a su representada en su domicilio legal o social ubicado en la Ciudad de México,  y no como se hizo en el domicilio de una de sus sucursales.

El 25 de agosto del 2017, se recibió en el Poder Judicial Federal en esta capital el recurso de revisión promovido por BBVA Bancomer en contra del Juzgado Décimo de Distrito en Tampico, por la sentencia que sobresee (no otorga amparo, pero tampoco lo niega) en contra de la Junta Especial Número Dos de la  Local de Conciliación y Arbitraje  en el Estado (JLCA).

En un principio varios trabajadores demandaron a un patrón por despido injustificado ante la Junta en Tampico, reclamando, entre otros, la indemnización constitucional. La autoridad laboral emitió el laudo condenando al pago de lo solicitado, y al no cubrir dicho pago se embargaron bienes inmuebles, uno de los cuales tenía una hipoteca con BBVA Bancomer, por lo que se le notificó de la audiencia de remate en una sucursal de la ciudad portuaria.

Ante ello, el Banco recurrió al juicio de amparo argumentando que la notificación debió de haberse realizado en las oficinas centrales de la Ciudad de México y no en una sucursal en Tampico. El Juzgado Décimo de Distrito emitió la sentencia de sobreseimiento, ante lo cual el Banco presentó recurso de revisión; por acuerdo del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), el expediente fue enviado al Centro Auxiliar de la Décima Región.

El Magistrado Jorge Cristóbal Arredondo Gallegos, a quien correspondió estudiar el asunto, determinó que de la exposición de los argumentos del promovente se desprende que no se trata propiamente de una omisión de notificar el llamamiento a la audiencia de  remate en el juicio laboral de origen, sino lo que cuestiona es que el emplazamiento a la audiencia de remate de referencia debió diligenciarse en un domicilio distinto, esto es en el legal o social de su representada.

Sin embargo, no refiere por qué debió de haber sido llamada a la audiencia en este domicilio  y no en el que en realidad se practicó el emplazamiento, máxime si se trata del inmueble en donde  se encuentra asentada una de las sucursales del Banco. El pleno judicial revocó la sentencia de sobreseimiento y negó el amparo, siendo regresado el expediente al Segundo Tribunal Colegiado en Materias Penal y de Trabajo del Décimo Noveno Circuito.