Deplora OEA nivel de violencia y sangre que enmarcó el proceso electoral de México

0
585

Agencias

Washington.- La misión de observación de la Organización de los Estados Americanos (OEA) deploró los altos niveles de violencia que rodearon el proceso electoral en México, cuya expresión más clara fue los asesinatos de por lo menos 103 actores políticos en 25 estados, pero también por las amenazas telefónicas que obligaron algunos candidatos a desistirse.

En su informe preliminar, la misión saludó el triunfo de Andrés Manuel López Obrador y felicitó al pueblo mexicano por “la exitosa celebración de las elecciones”, el “espíritu democrático” que imperó el domingo pasado –estimó que los comicios transcurrieron “con tranquilidad en la mayoría de los estados”–, y por el hecho de que, por primera vez en la historia, la mitad de los cargos legislativos serán probablemente ocupados por mujeres.

Pero también recordó que, a lo largo de las campañas, 46 candidatos y precandidatos fueron asesinados, junto con 43 funcionarios y exfuncionarios municipales y otros seis funcionarios de partidos políticos, lo que situó “este proceso electoral como uno de los más violentos de la región en los últimos años”.

Y señaló que, durante la jornada electoral celebrada el 1 de julio, se reportaron asesinatos en Michoacán, Chiapas, Guerrero y Puebla, “en incidentes probablemente relacionados a la elección”, y ocurrieron en el país “incidentes focalizados de violencia, incluidos el hurto y destrucción de boletas, balaceras y peleas en los alrededores de las casillas de votación, así como amenazas a representantes de partido y funcionarios de casilla”.

La votación tuvo que ser suspendida en 13 casillas por robo y/o destrucción de materiales electorales, y el escrutinio y cómputo en dos por robo y/o destrucción de la documentación electoral”, añade el documento, que señala el retraso en la apertura de “un número significativo” de casillas.

La misión denunció entre líneas la entrega de tarjetas de prepago como material de propaganda, y observó el robo de paquetes electorales en Oaxaca, Veracruz y Tlaxcala. También deploró el “discurso ofensivo” que emplearon candidatos durante la campaña electoral, pero también expresó su preocupación respecto de la difusión de noticias falsas durante el proceso.

Presentes en 25 estados del país desde el 21 de junio, los 65 observadores que conformaron la misión constataron los problemas generados en al menos 292 de las mil 51 casillas especiales, donde se agotaron las 750 boletas asignadas, lo que “impidió a algunos ciudadanos ejercer su derecho al sufragio y generó situaciones de tensión en los alrededores de las casillas especiales”.

“Al inicio de la jornada, constataron demoras en la instalación de las casillas, lo que generó largas filas de ciudadanos en los alrededores de los lugares de votación. La Misión observó que, pasado cierto tiempo, algunos ciudadanos tuvieron que retirarse sin ejercer el sufragio”, se subraya en el informe.

La misión recordó que el candidato panista Ricardo Anaya Cortés se quejó de que la Procuraduría General de la República (PGR) buscó “empañar su candidatura” mediante la difusión de imágenes y comunicados de prensa sobre la comparecencia del político. (Mathieu Tourliere/apro).