Piden a vacacionistas bajarle al alcohol, al celular y a la velocidad del carro

0
433

Por Redacción

 

 

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- La secretaria de Salud, Gloria Molina Gamboa hizo un llamado a los visitantes y la población en general que durante estas vacaciones de verano viajan a los diferentes destinos turísticos del estado,  a evitar el consumo de alcohol, el exceso de velocidad y el uso del celular al conducir, ya que son las principales causas de accidentes vehiculares.

 

“El gobernador Francisco García Cabeza de Vaca nos ha instruido a quienes conformamos el Consejo Estatal para la Prevención de Accidentes, fortalecer la cultura de la prevención y el autocuidado de la salud» subrayó.

 

La titular de la SST reveló que son durante los periodos vacacionales cuando se registra el mayor número de accidentes, fallecimientos y lesiones incapacitantes, ocasionados la mayoría de las veces por errores humanos y que pueden ser evitables en más del 85 por ciento de los casos.

 

Como parte del vacacional verano 2018, la funcionaria estatal destacó la importancia de utilizar el cinturón de seguridad y  la protección de los niños en los asientos traseros;  si son menores de cinco años es obligatorio utilizar la silla porta infantes.

 

Los adultos no deben llevar en brazos a los menores o en el asiento delantero sin el cinturón de seguridad, ya que el riesgo de sufrir lesiones mortales aumenta hasta cinco veces, al ser los pasajeros más vulnerables en el automóvil.

 

Pidió respetar los límites de velocidad, descansar bien antes de hacer el viaje, procurar hacer paradas cada dos o tres horas y sobre todo evitar el consumo de bebidas alcohólicas y de sustancias prohibidas.

 

Molina Gamboa reiteró que en los sitios turísticos se debe hidratar adecuadamente, no exponerse a periodos prolongados de sol, esperar al menos 2 horas para meterse al agua después de comer, no descuidar a los niños en playas, albercas y balnearios, utilizar protector solar y no meterse al agua si ingiere bebidas alcohólicas.

 

Para quienes se queden en casa, es importante mantener alejados a los niños de sustancias tóxicas y de limpieza que pudieran ingerirse por accidente,  así como de estufas y asadores, colocar protectores en escaleras y contactos eléctricos, principalmente.