El gobierno de Guanajuato expropiará estadio del León para construir macroplaza

0
176

Por Agencias

León, Guanajuato.- El gobierno del estado de Guanajuato buscará la expropiación del estadio de futbol León, conocido como Nou Camp, luego de que haga la entrega a los empresarios Roberto Zermeño y Héctor González, dijo el mandatario estatal Miguel Márquez.

“Esto será parte del conjunto bellísimo de 65 hectáreas de educación, cultura, de diversión, negocios que la convierte en una macroplaza de León”, manifestó el mandatario estatal.

El pasado domingo 5 de agosto venció el término que se le había otorgado al Ayuntamiento para entregar el inmueble que perdió en un largo juicio; sin embargo, no fue entregado y el alcalde Héctor López Santillana aclaró que no se incurrió en desacato.

“No hay ningún desacato a la ley, estamos aprovechando todos los recursos que tenemos, primero dejemos que las cosas se resuelvan, el equipo tiene un contrato de arrendamiento con el estadio hasta el año 2022”, señaló el edil.

Por su parte, el gobernador Miguel Márquez dijo que “honestamente no es asunto del estado la defensa jurídica, sólo coadyuvamos, pero lo que sí es asunto del estado es la expropiación y di mi palabra de que si nos toca arrancar la expropiación desde esta administración, lo haremos, porque a final de cuentas tiene que ser un espacio para la vida pública, de diversión y cultura de los leoneses.

En enero pasado el municipio de León perdió la batalla legal para conservar el estadio Nou Camp luego de nueve años de litigio. La Suprema Corte de Justicia de la Nación le negó un amparo al gobierno contra la resolución que le obliga a devolver el inmueble al empresario Roberto Zermeño.

La resolución no afecta al equipo de futbol, ya que éste, propiedad de Grupo Pachuca, tiene un contrato de arrendamiento

El Club León anunció en junio pasado los planes para la construcción de un nuevo estadio en otro lugar de la ciudad, que además contará con un centro comercial, un hotel y una Universidad del Futbol. El estadio lo hará la firma que hizo la sede de los Vaqueros de Dallas.

El gobernador Miguel Márquez destacó que no ha tenido acercamiento con Roberto Zermeño -aunque este último lo ha buscado-, pero en todo caso si se encuentran el único punto a tratar será la expropiación. “Si estamos en un pleito se tendrán que agotar primero las instancias legales y finalmente si no se puede, ya vendrán otras circunstancias en donde se defienda los intereses de los leoneses y permitir que se siga jugando hasta que se construya el nuevo estadio”.

Señaló que siempre le ha ido al León y, aunque no es su tema directo, sabe que él como parte de la afición leonesa tiene que defender al estadio, “tenemos que defenderlo a capa y espada y esa fue nuestra obligación de coadyuvar con el municipio a defenderlo hasta las últimas circunstancias”.

“Estos seis años los hemos venido defendiendo y sosteniendo y quien tiene la última palabra son los tribunales, pero tenemos el derecho de defender hasta la última instancia”, reiteró Miguel Márquez.

Sobre la posibilidad de una expropiación para crear una macroplaza, como lo mencionó el gobernador, el edil López Santillana puntualizó que se trata de un anteproyecto, “pero para hacerlo realidad primero se necesita resolver el paso uno”.

En tanto, las autoridades municipales están a la espera de que el Juzgado Tercero de Distrito les notifique la resolución a un recurso que presentaron para que les expliquen cómo y de qué manera se debe realizar esta entrega.