Historias de injusticia social

0
510

Clemente Castro González

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Trabajadores del sector salud, que dependen del estado y están en posibilidad de jubilarse, se resisten a dar ese paso.

Pero no crea que lo hacen por la nostalgia de ya no estar más en su centro de trabajo, rodeado de amigos y cumpliendo una función que los mantiene en activo.

Tampoco debido a que sus jefes les pidieron que retrasen hacer efectivo ese derecho debido a que necesitan de su conocimiento, experiencia y capacidad de atención, aunque pueden darse casos aislados.

Más bien los empleados que sobrepasaron los 26 años de labores y los 53 de edad se resisten a irse a organizar de otra manera su vida debido a los trámites burocráticos que deben afrontar y el nulo acompañamiento que tienen de la dirigencia del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado de Tamaulipas (SUTSPET).

Las historias que se tejen en torno a ésta situación verdaderamente lastiman dada la falta de atención a quienes dejaron parte de su vida en el servicio público.

Es algo que de entrada cae en la ingratitud de parte de los patrones que se muestran insensibles. 

Y es que cuando mejor les va a las empleadas o empleados para jubilarse, tienen que pasar mínimo seis meses para que reciban su primer pago al retirarse de su centro de trabajo.

Aunado a ello, los que optan por la jubilación se quedan sin servicio médico durante el tiempo en que dura el trámite. 

Hay casos documentados de personas que tuvieron que vivir el viacrucis un año para que se les pudieran concretar un beneficio y derecho consagrado en la Ley Federal del Trabajo.

Y en ese tiempo, en que los afectados tienen que ir y venir de una ventanilla a otra, escuchando innumerables excusas para justificar lo injustificable, su salud tiende a deteriorase más si padecen un mal crónico degenerativo.

Por desgracia eso le paso a DON ELÍAS MIRELES (Q.E.P.D.), un empleado que duró décadas en la farmacia del Hospital General Norberto Treviño Zapata, mismo que fue desplazado con los cambios que se dieron en el nosocomio y decidió irse a descansar.

Lamentable pero así sucedió; se fue a descansar pero para siempre luego de largos 12 meses de gestionar el pago de su jubilación y de no contar con la atención médica. 

Se sabe que el ex trabajador, falleció debido a problemas cardiacos (el 18 de mayo), luego de que le anunciaron que su gestión al fin procedió y empezarían a pagarle.     

Desde luego que hubo indignación de parte de sus familiares y de sus ex compañeros de trabajo que consideran lo sucedido una terrible injusticia.

Sobre lo ocurrido, un doctor que fue director del Hospital escribió en redes sociales: “Anoche que llegue a mi guardia en el HG y entrar a la UCIC fué la sorpresa mas desagradable y triste de todos estos últimos años. DON ELÍAS acababa de fallecer…..Salí a dar el pésame a su Sra. Esposa y me dijo se había emocionado tanto porque había recibido la noticia que ya le iban a pagar su jubilación…..Su corazón ya previamente lastimado no soportó….Tuve el Honor de atenderlo hace años en su primer infarto.

DIOS LO TENGA EN SU GLORIA Y PARA LA FAMILIA UNA CRISTIANA RESIGNACIÓN”.

Bien harían los responsables del Instituto de Previsión y Seguridad Social para los Trabajadores del Estado de Tamaulipas (IPSSET) y los jerarcas del sindicato que dirige la licenciada BLANCA VALLES RODRÍGUEZ, en verificar que es lo que sucede en perjuicio de los empleados que dejaron parte importante de su vida en dependencias, prestando un servicio y que, al paso de los años, no tienen reciprocidad. Al menos no con la prontitud que requiere una persona que llegó al término de su vida laboral.

Se sabe que en el HG hay más de 100 personas en edad de jubilarse pero lo están pensando. Y lo peor es que en el área administrativa “nadie sabe, nadie supo”, lo relacionado a la prima de antigüedad, por ejemplo. 

Si eso fuera poco, en dicho ente solo les reconocen a los empleados, la antigüedad para lo del pago de la prestación señalada a partir de  1997, con el argumento de que antes no eran organismo descentralizado.

Implica que algunos trabajadores les llegan a escamotear hasta 10 años de la fecha señalada para atrás.

Así de terrible esta el mal…y alguien tiene que meter orden. Es decir, ahí le hablan a la secretaria, GLORIA MOLINA GAMBOA y ni que decir a la alta jerarquía del “Norberto Treviño Zapata”, entre otras clínicas y hospitales. 

AL CIERRE

“Ya no es Reynosa la airosa, ahora es Reynosa la que genera energía limpia y renovable”, sostuvo el gobernador, FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA, durante la inauguración del parque eólico en ese municipio fronterizo.

Al evento acudió el secretario de Energía, PEDRO JOAQUIN COLDWELL, acorde a lo programado.

En su mensaje, el mandatario propuso al gobierno federal la creación de un Centro de Investigación Eólica.

“Queremos ir más allá y vamos a necesitar el apoyo de la secretaría de Energía; queremos un centro de investigación eólica, precisamente aquí, en Reynosa”, subrayó.

El jefe del ejecutivo confío en que lo realizado sea uno de muchos otros logros construidos en conjunto con los sectores productivos,  el gobierno y la sociedad tamaulipeca.

Cabe señalar que el Parque tendrá una capacidad para hasta 424 megawatts que permitirá dar servicio de energía eléctrica a 900 mil habitantes.

+.-Éste martes habrá mesa de análisis del PRI, en Victoria, en la que participarán directivos de sectores y organizaciones, al igual que ex presidentes estatales del tricolor y el comité directivo estatal del partido, encabezado por SERGIO GUAJARDO MALDONADO.

Se trata de la segunda reunión con tales características para trazar el rumbo que seguirá el tricolor. Recordemos que la primera fue el dos de agosto.

El encuentro será a las 12:00 horas y podría ser en el ICADEP o en la Liga de Comunidades Agrarias.