Nadar de muertito

0
820

Felipe Martínez Chávez

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Como estaba pronosticado, Osiris Sánchez Rivas, el jefe del Tribunal Electoral de Tamaulipas, no se aventó el tirito de anular casillas y menos revertir resultados de alguna alcaldía dentro de los 18 expedientes que desfogó el viernes.

En política a eso se le llama “nadar de muertito”. Si hay algo mal que lo decidan en segunda instancia. Para qué quiere broncas si él vive aquí, aquí están los perdedores y se los podría topar en cualquier esquina. Si encuentran irregularidades que lo corrijan los magistrados federales.

Echando lápiz, debió haber más pantalones -y enaguas- en 2010 cuando los magistrados  le quitaron el triunfo al priísta Roberto García Martínez, anularon la elección de Río Bravo y ordenaron que se convocara a nuevos comicios ¿le suena?.

Corrían los mejores tiempos de Ricardo “El Negro” Gamundi Rosas, el mentado jarocho avecindado en Reynosa que compró conciencias para hacer ganar a su tricolor del alma. Los partidos todos -líderes esquiroles- comían de su mano y comían muy bien. No andaba con pichicaterías.

El contrincante era Juan  Diego Guajardo Anzaldúa, postulado por el PAN, ¿le suena? Es el que ahora perdió la reelección, ahí mismo, pero por las siglas del PRI… Bonitas  chinaderas.

Pues bien, el tribunal anuló el 21 de octubre (de ese año) y urgió las elecciones para antes del uno de enero del 2011 ¿qué fue lo que pasó después?.

No hubo extraordinaria. El 8 de septiembre el TRIFE revocó el acuerdo de los magistrados estatales y le dio el triunfo a Guajardo y… La historia terminó.

Este fin de semana ocho alcaldes electos durmieron mejor que en la víspera, a pierna suelta como se dice. El TRIELTAM desechó recursos de inconformidad en su contra que pretendían revertir resultados.

Aunque parezca extraño, la presidencia más peleada, con cinco expedientes, es la de Palmillas.

Osiris y compañía decidieron que Doña Laura Córdova Castillo, apoyada por el PAN, puede cobrar  como presidenta los siguientes tres años, a partir del uno de octubre del  presente.

La siguiente damita que ganó el  primer round es Yésika Selvera Garza, presidenta de Abasolo. El PAN se le fue a la yugular con cinco recursos de inconformidad. Los desechó el tribunal.

Para los magistrados no fue suficiente decir que en la “compra” de sufragios a favor del PRI se activaron como “mapaches” Guadalupe Ozomo Lores, auxiliar de la secretaría del ayuntamiento; Juana Torres Garza, empleada de la biblioteca municipal; Carlos Alfredo Ciénega Martínez, auxiliar contable de Tesorería; Emma Bermúdez Limón, emplea del CEDIF; Alberto Sánchez Olivares, operario de parques y jardines; Felícitas Muñiz Niño, de servicios públicos y Mavela López Rodríguez, de Prospera.

En política el que agandalla primero agandalla dos veces. La competencia es entre mapaches, el que cometa la peor marrullería es el que gana. El que tiene más saliva traga más pinole. Así ha sido la historia.

Quedó ratificada la derrota de Doña Magda Peraza Guerra, en Tampico. Tendrá que dedicar los siguientes tres años a cuidar a sus sobrinos.

Hasta casos chuscos se vieron en esta primera “comalada” de expedientes. Resulta que el independiente neolaredense, Víctor Manuel Vergara Martínez, presentó inconformidad el 5 de julio alegando que le habían otorgado a su planilla una regiduría plurinominal y no dos a las que tiene derecho ¿cómo la ve?. Las regidurías no las ha repartido el IETAM.

En Jaumave “El Gallo” Gallardo, independiente que buscaba la reelección, sacó a relucir sus dotes de matemático. Quería anular la urna 376 Extraordinaria Uno con el argumento siguiente: Se recibieron votos en fecha distinta a la de los comicios ¿?.

Para penas no ganan los janambres: Según el razonamiento del músico, la votación se dio entre las 9:31 de la mañana y 18:13 de la tarde, cuando se cerró el changarro. En ese tiempo la gente votó a un ritmo de 1.0774 minutos por  cabeza. Pero si entre las 8:00, en que debió comenzar la recepción, y 9:31 en que arrancó pasaron 91 minutos, hubo hasta 66 personas que no pudieron sufragar lo cual representó una falta grave.

Situaciones cómicas que se dan entre los perdedores cuando lloran su derrota.

Resueltos los primeros expedientes, elecciones en Abasolo, Tampico, Nuevo Laredo Jaumave, Tula, Valle Hermoso, Palmillas y Cruillas, veremos quiénes se atreven a ir a instancias federales en disgusto por la resolución estatal. Si presentan pruebas, puede darse reversa a constancias de mayoría. En años recientes las hemos tenido como es el caso de Río Bravo.

Y qué le cuento, que los del PES, el partido religioso, también perdieron la esperanza de recuperar votos en alguno de  los nueve distritos de Tamaulipas. El Tribunal con sede en Monterrey les regresó el asunto porque presentaron papeles fuera de tiempo.

Al acabarse las prerrogativas -subsidio oficial-, los hermanitos Pineda Morín, dueños del partido en Tamaulipas, tendrán que regresar al negocito no muy claro de las sofoles.

Por la Universidad de Tamaulipas, la facultad de Enfermería Tampico (FET), a través de una serie de ponencias, resultados de investigaciones y experiencias académicas y de especialistas en el campo de la salud, llevará a cabo el foro Impacto de la Cronicidad de México. Se realizará el 17 de agosto en el aula Magna “Herman Harris Fleishman” del Centro Universitario del Sur.

La directora, Socorro Rangel Torres, destacó que la invitación está abierta a los estudiantes, profesores e investigadores de las diferentes rama de la salud, personal médico y de enfermería y público en general.

Barruntos de tormenta se dejan sentir sobre la sección 10 del Sindicato de Trabajadores del Seguro Social. Otra vez como en 2012 y más antes. La actual dirigente, Beda Leticia Gerardo, quiere dejar como secretario general a su marido Pedro Luis Ramírez Perales, ambos diputados locales.

El marido se registró el sábado y este domingo lo hizo quien será  su contrincante, Arturo Gómez Hernández, de Madero, candidato hace cuatro años representando a la corriente del tristemente célebre Salvador Mojarro, cacique por generaciones en el gremio.

Ramírez y Gerardo quisieron ser candidatos a las alcaldías de Xicoténcatl y El Mante, en la última elección, pero de Palacio les dijeron que no. Estaremos pendientes de cómo reciben las bases el hecho de que la diputada quiera dejar en el sillón a su marido también legislador. Gómez Hernández está en posibilidad de ganar.