Tentación

0
597

Por Pegaso

Reynosa, Tamaulipas.- Luego de mi vuelo vespertino me puse a hacer un sesudo análisis de las nuevas condiciones sociopolíticas que prevalecerán en nuestro país a partir del primero de enero del 2019, ya con un nuevo gobierno emanado de la izquierda.
El Peje podría instaurar en México un gobierno de izquierda moderada o bien, caer en la tentación de la dictadura. He ahí el dilema.
Tengo por sentado que a nuestro país le ha ido mejor cuando tiene gobiernos de centro izquierda. Recordemos que a principios del siglo pasado se vivió un movimiento popular revolucionario de donde surgió un gobierno de militares, o sea, de izquierda.
En los años subsiguientes, poco a poco los gobiernos mexicanos se fueron deslizando hacia la derecha de la recta numérica política. Los civiles desplazaron a los militares y constituyeron una izquierda moderada, también conocida como centro izquierda. Era en ese tiempo, en la época de Ruiz Cortines, de López Mateos y parte del sexenio de Díaz Ordaz, cuando en México se vivía una bonanza social y económica. El peso estaba fuerte, se tenía una maravillosa paz social y bastaba un solo trabajo, por modesto que fuera, para que una familia tuviera lo básico.
Después vino el desmadre con el Tlatelolcazo y la represión de Díaz Ordaz, el populismo ramplón de Echeverría, las lágrimas de cocodrilo del Perro López Portillo y la derechización de Salinas de Gortari, hasta llegar al estado de barbarie en que nos encontramos.
Como ya sabemos, en el espectro de la política mexicana o de cualquier país se suele catalogar un gobierno como de izquierda, de centro o de derecha, con toda su gama de valores.
Hagamos de cuenta que tenemos una recta numérica como nos lo enseñan en la primeria, con el cero en medio, a la izquierda los números negativos y a la derecha los positivos.
Un gobierno Republicano se sitúa al centro. El Centro Izquierda, llamada también Izquierda Moderada, se desplaza unos puntos hacia la izquierda del cero; al recorrerse más hacia la izquierda, vienen expresiones como el socialismo y el comunismo. Hacia la extrema izquierda tenemos las dictaduras y las tiranías.
Por el lado contrario, partiendo de cero hacia la derecha, empezamos con la Democracia. Un poco más a la derecha, la social democracia. Si nos deslizamos más hacia la derecha, está el Nacional Socialismo (Nazismo) y el Fascismo, para acabar en lo más extremo, la monarquía.
¿Hacia dónde se inclinará El Peje cuando empiece a mandar galleta en el país?
Hasta ahora sólo ha pergeñado lo que sería un gobierno de Izquierda Moderado, pero los malos consejeros y su propia egolatría podrían obligar a que el indicador se deslizara más hacia la izquierda, mucho más.
Me voy a preocupar si el nuevo Prejidente de la República, después de tomar protesta como Jefe Máximo de la Nación y de las Fuerzas Armadas del País, empieza a salir en público con casaca militar, como lo han hecho los dictadorzuelos de Cuba y Venezuela.
Imagínense mis dos o tres lectores, que El Peje se calce la vestimenta verde olivo y empiece a colocarse en el pecho insignias militares.
Ya lo hizo Felipe Calderón cuando anunció la guerra contra el narco a principios de su gestión, pero la chaqueta militar y la boina le quedaron bailando.
Hay que esperar que no se cumplan los vaticinios de los antichairistas y que México no se convierta en otro Venezuela, por el bien de todos.
Hago «changuitos» para que El Peje decida quedarse en una Izquierda Moderada durante los seis años que le tocará gobernar.
México está hecho para la Izquierda Moderada. (Nota de la Redacción: Esa frase ya fue registrada ante la Dirección General de Derechos de Autor por Pegaso. Queda prohibido reproducirla total o parcialmente. Come frutas y verduras… y mucho ojo, ¿eh?)
¡Venga el refrán estilo Pegaso!: «Conforme el vehículo rústico tirado por fuerza animal se moviliza toman mejor posición las cucurbitáceas». (Mientras avanza la carreta se acomodan las calabazas).