Amor sin barreras

0
462

Max Ávila

 

* El columnista es autor de las novelas “Erase un periodista” y “Rinconada, la historia prohibida del maestro Ricardo” y Premio Nacional de Periodismo 2016.

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Entre las 82 mil cosas que no importan al columnista, está que Elba Esther Gordillo se haya enamorado de un hombre menor cuarenta años, con el que al parecer, casó en la cárcel hace un  año.

Se trata de Luis Antonio Lagunas quien formara parte de su equipo defensor.

Otro de los asuntos sin interés para el que escribe, es la decisión de Peña Nieto de vivir en Toluca.

De manera que los antojos de la ex lideresa magisterial son de índole personal, que quizá tienen que ver con la revancha que la hembra ha tomado contra la vida y contra quienes pretendieron destruirla.

Sin embargo, lo que sí tiene interés público es que la pareja sentimental de doña Elba, está integrado al proyecto de AMLO, como lo están su nieto René Fujiwara Montelongo y su yerno Fernando González Sánchez.

Recordéis que el tema causó revuelo durante la campaña presidencial, tanto que los adversarios del presidente electo aprovecharon para repartir barro a diestra y siniestra.

Usted dirá que con todo y enamoramiento, la Gordillo no quita los ojos de la dirigencia del SNTE que, de lograrla, podría significar alzar el vuelo desde las cenizas que parecían cubrirla, gracias a la perversidad de sus enemigos.

Tiene razón en ese sentido y más probable es que la mujerona esté dispuesta a rescatar lo que perdió por las malas artes utilizadas en su contra, cuando se colocó al lado de sus compañeros afectados por “la reforma” impuesta por el régimen neoliberal, en obediencia al mandato del Fondo Monetario Internacional.

Lo cierto es que la ex dirigente sindical está más viva que nunca y con tamaño ánimo que hasta las hormonas se alborotan, ahora sí que al cien, toda vez que a su edad, por lo general se es víctima de achaques, más que otra clase de íntimos reclamos corporales.

Desde luego que “una canita al aire” de vez en cuando a nadie le cae mal, pero de esto “a lo otro”, como que huele más a desbordada pasión que a racional entendimiento.

Aunque tampoco se le puede criticar. Total, cada quien hace de su vida un papalote.

                               EL INCIERTO DESTINO DE EPN

 Otra de las 82 mil cosas que al columnista le importan pura progenitora, es la decisión de Peña Nieto de vivir en Toluca después del primero de diciembre.

Y hace bien porque por ahora en el estado de México gobierna su primo Alfredo del Mazo, cuya patente incluye la protección del grupo caciquil encabezado por su tío Arturo Montiel.

El columnista no cree que el presidente cumpla su promesa a cabalidad y hay razones.

Para empezar políticamente el Edo-Mex está dominado por MORENA, que en el reciente proceso barrió con diputaciones y alcaldías, incluso ganó en Atlacomulco, tierra natal de EPN.

Por otra parte, habrá que ver si doña  Angélica Rivera acepta vivir en un pueblo que aunque pintoresco y tradicional, es poca cosa para una mujer que disfruta los encantos de las grandes urbes.

¿Cuántas veces se le ha visto en París, Roma o New York, cuando debiera estar cumpliendo tareas en el DIF?.

¿Acaso será motivo de divorcio la intención de su esposo de regresar a Toluca?.

No sería la primera ocasión, recordéis que al término de sus mandatos, López Portillo, Carlos Salinas y Ernesto Zedillo decidieron la separación matrimonial, por razones y pretextos relacionados en mucho, con la frivolidad que produce el poder.

No cumplirá su promesa EPN digo, porque los tiempos cambiaron. Ciertamente fue un gobernador estimado pero su coterráneos, ahora votaron contra el PRI, lo cual indica que el cariño terminó.

Por ello estará incómodo y hasta es posible que los viejos amigos le retiren el saludo y rechacen acompañarlo al café, y a lo mejor hasta los perros del barrio lo desconocen.

¿Y qué tal los insultos y recordatorios maternales al ir al super, pasear por algún  parque o en “la cola” de las tortillas?.

Pero lo mismo sucederá en cualquier parte de la república donde aparezca. Así que lo más probable es que EPN se instale en algún lugar donde suponga que no lo alcanza la indignación mexica. O, como dijera don José Alfredo, “donde nadie lo juzgue, ni le digan que hizo mal”.

Aunque ya sin pensión, batallará para sobrevivir. ¡Pobre hombre!.

SUCEDE QUE

A “Checo” Guajardo le urge dejar la dirigencia estatal del PRI para correr en busca de la millonada de pesos “que trae perdida”. La raza dice que bastará con “destripar” algunos colchones a la mano… ¡A que raza tan mal pensada me cae!.

Y hasta la próxima.