Notarios que ‘resucitan’ muertos

0
308

Felipe  Martínez Chávez

 

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Está en puerta otro escándalo entre notarios de la ciudad capital. Las demandas están listas para acudir a los tribunales, al tiempo que se pide a la General de Gobierno cancelar los fíat y meterlos al bote.

Puede haber cárcel para dos.

Resulta que una mujer falleció el 10 de abril del 2013, de muerte natural. Pero por obra y gracia de un notario de apellido Tejeda, la mujer de 80 años “resucitó” y vino a firmar para autorizar al fedatario un poder de venta de una propiedad en el fraccionamiento San José.

Ella se “presentó” en septiembre del 2014 (año y medio después de fallecida) para firmar ante Tejeda (como lo escribió él en documentos).

Para entonces, según las copias de credenciales de elector, la mujer ya no tenía 80 sino 60 años. Había “rejuvenecido” y bajó por lo menos 30 kilos de peso.

La dama también había cambiado su RFC y sus datos de credencial de elector.

Está metido también un notario de apellido Lavín.

Como hay varios fedatarios con el mismo apelativo, y para que no haya confusión, nos dicen que el participante del evento se tituló de abogado el 13 de noviembre de 1992 y consiguió el fíat el 15 de abril del 2004, cuando mandaba galleta Tomás Yarrington Ruvalcaba.

Si desde la llegada del gobierno de los vientos del cambio se dio un “apretoncito” a las pillerías de los notarios, es de esperar que en esta ocasión también haya barrote para los que resucitan muertos.

Hay una bola de bandidos que gozan de fíat y la protección oficial.

Donde también habrá borlote, y del grande, es en la sección 10 del Sindicato de Trabajadores del IMSS tras la elección amañada que hizo la jefa saliente, Beda Leticia Gerardo, para dejar como secretario general a su marido Pedro Luis Ramírez Perales.

Como el matrimonio quiere seguir pegado a la ubre –ahora ambos son diputados locales-, fueron a realizar la elección a un hotel de Apodaca, Nuevo León, y no en Tamaulipas donde tiene su sede el gremio.

El alegato es que en Tamaulipas no hay condiciones de seguridad.

Muy raro porque entonces los sindicatos todos, las instituciones y hasta dependencias del gobierno, tendrían que trasladarse fuera del estado o del país, a los Estados Unidos por lo cerca, para realizar sus actividades.

Las protestas son encabezadas por el presunto candidato perdedor, Arturo Gómez Hernández, quien obtuvo el voto de 135 votos de los delegados, en tanto que el marido heredero 112.

Si el CEN insiste en entregar la propiedad de la sección X al matrimonio mantense, habrá  problemas, bronca grande.

En temas de miserias económicas, el PRI anunció que se refundará con actividades que le generen recursos económicos, en concreto rifas que pueden ser nacionales o estatales. Volverá a los tiempos en que estaba cerca de la gente, de los ciudadanos comunes que veían en el partido  la salvación de México.

La responsabilidad de organizar los eventos le fue encargada por la jefa Claudia Ruiz al señor Jorge Esteban Chiriac, Secretario de Operación Política.

Debe tener experiencia en menesteres de “sobrevivencia” económica porque fue Secretario de la Contraloría con el Gobernador Manuel Bartlet Díaz, y titular de Sedesol con Mario Marín Torres, El Gober Precioso, en Puebla ambas plazas.

La última rifa que se hizo en Tamaulipas fue en los tiempos de Eliseo Castillo Tejeda como jefe del CDE, en que algunas camionetas no fueron entregadas porque los números “no se vendieron”.

Anda tan jodido de lana Don PRI local que perdió el dominio de su página de Internet por falta del pago de 350 pesillos anuales. El proveedor espera un nuevo cliente, por ello tiene el anuncio comercial: “Dominio en venta o renta”.

Ese partido necesita que lo rescaten sus militantes, funcionarios o ex funcionarios que ganaron talegas de lana pública. Los comités municipales no funcionan, no tienen teléfono, Internet, agua y ni luz, y varios de ellos ni oficinas.

Con seis presidencias municipales, no tiene posibilidades de supervivencia con las puras cuotas de los que cobran en nómina de la res pública.

Hasta las regidurías de partido les andan  haciendo tablas. Se las está apropiando el neopartido en el poder, el Morena.

Por ello, este miércoles el Revolucionario impugnó “per saltum” varios municipios, como Nuevo Laredo, donde los morenos se quedaron con tres asientos sin haber propuesto planilla.

Andan muy indignados los tricolores y acusan de imparcialidad al IETAM.

Donde hay borlote, pero al revés, es en Tula. La regiduría que le tocaba a Morena se la dieron al Movimiento Ciudadano que tampoco jugó con candidato propio. Por ello el problema se avecina.

El TRIFE tendrá que decidir.

Si seguimos hablando de partidos, el PAN ya tiene su lista de militantes con corte “al 11 de noviembre del 2018”, para las elecciones internas de ese día precisamente.

En total, suma siete mil 072 afiliados a su padrón, poquitos más de los que necesita para seguir con registro en la entidad cueruda.

No obstante, puede considerarse que ya es un partido organizado y con estructura en toda la entidad. Sus militantes se distribuyen por 40 municipios, hasta en aquellos bastante “chiquillos” como Palmillas, donde la lista es de seis, o Nuevo Morelos que son cinco.

Ahora necesita crear el mayor número de comités municipales y mantener su maquinaria bien enaceitada. Podría llegar a funcionar como lo hizo el PRI en sus mejores tiempos. La experiencia va doctorando a los ingenieros electorales.

Y la secretaría de Desarrollo Económico del Gobierno del Estado estrena titular. Lo es Carlos García González, ex líder parlamentario del Congreso del Estado y  candidato perdedor a la Presidencia de Matamoros. El Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca el entregó el nombramiento este jueves.

Cabeza de Vaca seguía en actividades en la ciudad capital, donde participó con su esposa  Mariana en la entrega de equipo y utensilios de cocina para asegurar alimentos nutritivos a tres mil 500 menores del programa Desayuna Bien, de los municipios de Victoria, Güémez y Jaumave.