César de la Garza y CNDH están dejando morir a trabajadores en huelga de hambre

0
134

Por José Gregorio Aguilar

 

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- A pesar de que se cumplieron ya 8 días de que tres trabajadores se declararon en huelga de hambre y de que sus condiciones de salud empeoran cada día, el encargado de la  Unidad de Educación Media Superior Tecnológica, Agropecuaria y Ciencias del Mar (antes DGETA), César de la Garza ha puesto oídos sordos al problema.

 

El secretario del Trabajo y Conflictos Laborales en Educación Media Superior de la Sección 30 del SNTE, Marco Tulio Olguín denunció que Cesar de la Garza prácticamente huyó de sus oficinas para no atender el problema de los tres trabajadores que por ocho días consecutivos  se han mantienen en huelga de hambre, lo que incluso ameritó este miércoles la presencia de socorristas de la Cruz Roja, dadas las condiciones en que se encuentran.

 

Comentó que desde hace cinco días César de la Garza no se presenta en sus oficinas, y cuestionó el hecho de que mientras el encargado de la Unidad de Educación Media Superior Tecnológica,  Agropecuaria y Ciencias del Mar sí se puede ausentar por todo el tiempo que quiera, cuando un empleado falta tres días le levantan un acta por abandono de trabajo.

 

“Aquí vemos  que los trabajadores llevan ausentes cinco días hábiles y no pasa nada. Es una prueba más de la corrupción que hay aquí, y de la falta de atención por parte de las autoridades, además del dolo, porque se están ensañando con ellos”.

 

El representante sindical consideró que César de la Garza le está apostando al desgaste de los tres trabajadores que prestan sus servicios en  la Brigada de Educación para el Desarrollo Rural número 72 de Santa Engracia, municipio de Hidalgo, para que abandonen su movimiento, y mientras tanto, su estrategia es no aparecerse por la institución.

 

“No sabemos qué pretenden, pero dejan ver que esperan un desgaste de los compañeros, y Dios quera no les pase nada”.

 

Ante esa situación, Marco Tulio Olguín dijo que desde la semana pasada se solicitó la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para que diera fe de esta problemática y del deterioro en la salud de los huelguistas, sin embargo tampoco esa instancia se ha interesado en el asunto.

 

Por último, lamentó que de las autoridades nacionales tampoco se percibe el menor interés por atender a los trabajadores en huelga de hambre. “Tuvimos una conversación vía telefónica con la licenciada  Elizabeth Flores Vega,  directora general adjunta en la Ciudad de México, y me informó que el martes vendría personal jurídico de la dirección para hacer una negociación, pero no cumplieron”.