Cleopatra

0
402

Por Pegaso.

Reynosa, Tamaulipas.-  ¿Quién metió la pata?
Ayer, desde mi nubecilla viajera veía en las redes sociales la supuesta denuncia que hizo la veterana actriz y vedette Maribel Guardia sobre el robo de un camión repleto de instrumentos musicales que le servirían  para presentar una obra de teatro.
Autoridades desmintieron gran parte de la versión, tras encontrar al chofer que se dirigía con la pesada unidad hacia Monterrey, quien fuera asaltado por varios delincuentes que le bajaron una lana y un teléfono celular.
El que quedó en calidad de damnificado y casi casi con una mano adelante y otra atrás, es el conocido empresario local de espectáculos, Mando Ibarra, al tener que devolver las entradas.
La finísima puesta en escena llamada «Cleopatra metió la pata» iba a presentarse en el teatro del Parque Cultural Reynosa la noche del martes pasado.
El elenco estaba formado por un cúmulo de galardonadas celebridades, empezando por la ruca de Maribel Guardia, los Mascabrones, la jacarandosa Ninel Conde, el galón Gabriel Soto, la curvilínea Cecilia Galliano, la jocosísima Chupitos, la argentina Excelsa, cuyo papel más importante en México ha sido como la criada de la Familia Peluche, el narigón de César Bono, el Pirrurris Luis de Alba, el jotingas de Gustavo Munguía y su conocida frase: «¡No soy niña, no soy niña!», el Chiquidrácula Carlos Espejel y otros nombres que están escritos en letras de oro en el firmamento artístico nacional.
Así, pues, Reynosa se quedó con las ganas de disfrutar de esa espectacular obra teatral.
Ya que la Procuraduría de Justicia y la Policía Federal desmintieron la versión que se difundió en el Facebook de Maribel Guardia y que después se hizo llegar a las redes sociales, cabría aquí elaborar varias hipótesis para tratar de explicar lo que realmente aconteció, a saber:
-Que la venta de entradas no fueron las esperadas y por eso decidieron montar una farsa en lugar de comedia.
-Que el encargado de abrir la puerta del teatro no encontró la llave.
-Que los actores principales se fueron a echar unas tortas de la barda y les dio chorrillo.
Nomás faltó que dijeran que los mañosos no querían que se presentara la obra en esta ciudad y que se fueran con sus tiliches a otra parte. (¿O eso fue lo que dijeron?)
Quédense con el dicho estilo Pegaso: «Fomenta el reconocimiento público y procede a inducirte somnolencia». (Crea fama y échate a dormir).