Evaluación docente, terrorismo psicológico que enfermó a profes de Tamaulipas

0
634

Por José Gregorio Aguilar

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- La evaluación al desempeño docente enfermó y estresó a muchos maestros, algunos  de los que hasta paros cardíacos sufrieron debido a la presión psicológica a la que fueron sometidos por tener que cumplir con  las etapas previstas por el Servicio Profesional Docente, acusaron jubilados.

 

El presidente del Comité de Maestros Jubilados y Pensionados en Tamaulipas, Rodrigo Tavares García dijo que aunque no tienen contabilizados los casos cuentan con testimonios de  educadores que manifestaron su angustia y preocupación por tener que presentar la evaluación.  Algunos enfermaron y hasta sufrieron paros cardíacos, a otros les subió el azúcar y la presión arterial.

 

“Hubo compañeros que quedaron ahí  tirados, se les subió el azúcar por el terrorismo psicológico que había: que si no pasas el examen  te van a dar de baja, amenazaban. Muchos de ellos se preocuparon porque tienen familias e hijos que mantener”, comentó.

 

Indicó que incluso hubo algunos maestros  que no soportaron el terrorismo psicológico generado por la  Reforma Educativa y prefirieron pedir permiso para evadir la evaluación al desempeño docente,  los que ahora  están a punto de recuperar su estabilidad emocional con la llegada de Andrés Manuel López Obrador, quien prometió cancelar ambas amenazas para los docentes.

“Hay compañeros que tuvieron que retirarse o meter un permiso mientras que terminaba esta situación, porque fue un terrorismo el que se vivió. El gobierno nos vio como enemigos”, afirmó.

 

Acusó que crean programas y proyectos y siempre culpan a los maestros cuando no funcionan o no alcanzan el éxito esperado por las autoridades de educación, como es el caso de la Reforma Educativa.

 

“Los funcionarios traen programas de otros países y nosotros como maestros lo que hacemos es adaptarlos para mejorar la educación de México, pero cuando hay errores o sus programas no funcionaron  entonces buscan culpables y siempre son los maestros”.

Por último, Tavares García dijo que las autoridades educativas  traen programas de España, de Inglaterra o de cualquier otro país, “pero no puedes comparar la situación económica ni social de esa gente que vive en Europa con la situación que  tenemos en algunas regiones del país”.