Cartita

0
339

 

Por Pegaso

Reynosa, Tamaulipas.- ¡Amiguita! ¡Amiguito! En estas fiestas navideñas puedes pedir a Santa un sinfín de regalos, desde los más sencillos juguetes tradicionales, tales como baleros, canicas, trompos chilladores, yo-yos y hula-hulas, hasta los más sofisticados aparatos que te permitirán estar siepre conectada/o a las redes sociales.
Pero hay más. En tu cartita podrías pedirle al viejo barrigón un bonito Congreso marca AMLO, que cuenta con una simpatiquísima mayoría de diputados y senadores.
Podrás aplastar a tu antojo a la oposición e imponer las leyes e iniciativas que se te dé la gana. Pasarás horas y horas de solaz y esparcimiento.
Si eres un Juez de la Suprema Corte, no dejes pasar la oportunidad de incluir en tu cartita que no te bajen el sueldo, o que por lo menos te dejen seguir siendo un poquito corrupto para compensar el decremento y así no tener que sacrificar el nivel de vida que llevas hasta ahora. Tu familia, tu chalet, tu chofer, tu ayuda de cámara, tus tres sirvientas, tu chef particular, las nanas de los niños (aunque ya tengan treinta años o más) y hasta tus cinco perros y dos gatos, te lo agradecerán.
Ahora que, si eres Técnico del Cruz Azul, más te vale ir primero con el Brujo Mayor para que te haga una profunda limpia antes de entregarle tu lista de deseos a Santa.
Si de regalos se trata, la Presidenta de la CANACO, Lety Cisneros podría pedirle al barbón que le traiga una dosis extra de paciencia para soportar a los insoportables del Consejo.
Y Queta Santana podría pedir una urna para poner en ella el gran corazón que tiene y que siga llevando muchos beneficios a los damnificados por los desastres naturales y a los niños pobres en la Navidad.
Por cierto, si eres Presidente de la República, no pidas un nuevo aeropuerto o un tren maya como regalo navideño. Incluye en tu lista lo siguiente:
-Una extraordinaria dosis de paciencia.
-Abrirse a otras opiniones, ya que los demás también cuentan.
-Un tratamiento de Just for Men para que las canas no te hagan ver más viejo y cansado.
-Un Tsurito blindado.
-Una lección avanzada de Español para que dejes de hablar en tabasqueño.
-Una membresía Gold para que la mafia del poder te permita participar de sus reuniones y así poderles sugerir austeridad en su estilo de vida.
¡No esperes más! ¡Manda ya tu cartita a Santa, antes de que termine el año, porque los Reyes Magos sí que vendrán muy austeros!