Corrupción mantuvo a cetemistas como vocales en Junta de Conciliación de Tamaulipas

0
147

Por José Gregorio Aguilar

 

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- La molestia e inconformidad de los cetemistas que  descalificaron el proceso  de elección  de  representantes obrero-patronales  ante las Juntas de Conciliación y Arbitraje es porque ya perdieron fuerza, acusó Dolores Zúñiga Vázquez.

 

Refirió que de  las cuatro posiciones que se jugaron, tres fueron para el sindicato industrial de maquiladoras que ella preside.

 

Comentó que por primera vez les arrebataron esas posiciones que estaban en manos de los cetemistas gracias a que el PRI-gobierno se encargaba de arreglar los procesos de elección y de  que no hubiera competencia.

 

“La inconformidad de la  CTM es porque tenían 82 años con esos puestos, de los que esos personajes se apropiaron en los últimos quince años. Por ejemplo Julio Marín, quien afirma que hay corrupción, tenía como 12 años  como representante obrero y nunca habían tenido problemas, porque no habían tenido competencia”.

 

Pero ahora, con este gobierno se transparentó la convocatoria y el procedimiento, de manera que aunque los cetemistas tienen la mayoría de los sindicatos, lo cierto es que gozan del repudio de la clase obrera, subrayó.

 

“En las votaciones anteriores el PRI-gobierno no hacía proceso, lo hacían de escritorio, no había convocatoria ni democracia como ahora, metían el padrón de mis trabajadores para simular que tenían el apoyo”.

 

Zúñiga Vázquez dijo que el rechazo a viejos liderazgos que ya no representan nada se traduce en votos en su contra, pero como ahora sí fueron tomados en cuenta los trabajadores fueron determinantes para que Rodolfo Torres Balderrama, Juan José Mariscal  y Daniela López Leza, del Sindicato Industrial de Maquiladoras, se impusieran.

 

La CTM no acepta derrotas y esta vez actuaron con violencia al término del proceso acusando  que hubo corrupción cuando ha sido gracias a esa práctica que ellos se mantuvieron en esos puestos durante muchos años, recalcó.

 

Aseguró que la semana pasada intentó negociar con ella el cetemista de Reynosa, Reynaldo Garza Elizondo, quien le propuso “repartirse” las vocalías y trató de convencerla de que no causara problemas.