Espera Sebien tener dinero para abrir 200 comedores comunitarios más en Tamaulipas

0
356

Por José Gregorio Aguilar

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La creación de más comedores comunitarios en los cinturones de pobreza de las principales capitales de Tamaulipas dependerá del presupuesto que reciba la Secretaría de Bienestar  Social (Sebien)  en el 2019, informó Gerardo Peña Flores.

Recordó que en los dos primeros años del actual gobierno se crearon 100 comedores en zonas semiurbanas o rurales alejadas del desarrollo, pero ahora el objetivo de esta estrategia contra de la pobreza alimentaria es implementar los comedores en los sectores vulnerables de las principales ciudades.

El próximo año se proyecta instalar 200 comedores comunitarios en esos suburbios, pero enfatizó que esta meta  dependerá de los  recursos que se les asignen.

“En la medida en que crezca el presupuesto del gobierno del estado nosotros vamos a poder jalar recursos para más comedores, y de esa manera abatir la pobreza alimentaria severa en Tamaulipas”.

El titular de la  Sebien calificó como un éxito la creación de los comedores comunitarios, ya que miles de tamaulipecos que viven en el más grave estado de pobreza no tendrían cómo alimentarse si no existiera este programa que por primera vez promovió una  administración estatal.

“Si no existiera  este programa esas personas no tendrían cómo alimentarse,  por eso el gobernador instruyó para que por primera vez en la historia se participe con comedores comunitarios, en los que no existe ninguna cuota de recuperación y la comida es gratuita, nutricional y completa. Es  una política  pública que ha venido a generar bienestar a miles de tamaulipecos”.

De acuerdo con Gerardo Peña hay el firme propósito de seguir creciendo en este tipo de política pública acercando los comedores comunitarios a zonas de extrema pobreza, pero no solo con la parte de atención sino además estando muy cerca de las personas para asesorarlas sobre la existencia de otros programas transversales que maneja el gobierno, de manera que el estado de carencia actual sea momentáneo y que al  tener acceso a otro tipo de programas su economía vaya evolucionando ya no requieran de los comedores.

“De esa manera los comedores comunitarios serían aprovechados por la gente que aún se encuentre en ese estado de pobreza”, concluyó.