‘No puedo apoyarlos en acciones ilegales pero sí facilitando terrenos’: CDV a desalojados

0
500

Por Lupita Álvarez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El gobernador Francisco García Cabeza de Vaca apoyará con terrenos baratos del Instituto Tamaulipeco de Vivienda y Urbanismo (ITAVU) a las familias desalojadas de la colonia irregular “Patria para Todos”, las que, molestas por lo que consideraron una acción arbitraria de la policía, bloquearon la carretera a Soto la Marina.

En la plática con los inconformes, García Cabeza de Vaca les dijo que los puede ayudar facilitándoles terrenos económicos, pero que él no apoyará acciones ilegales como en la que ellos estaban incurriendo.

“Son terrenos que no se les pueden regalar, pero todos con pagos muy accesibles, con eso si los puedo ayudar y en eso sí me puedo comprometer”, les dijo Cabeza de Vaca a las familias que bloquearon la carretera, luego de ser desalojadas por construir viviendas en una propiedad privada.

El mandatario estatal dialogó con los inconformes pero les dijo que no puede apoyar acciones ilegales como en la que incurrieron, porque de hacerlo el estado sería un caos.

“Hay que tener mucho cuidado, porque imagínense, si el gobierno del estado permitiera invasiones sería un caos en todo el estado. Todo lo que esté apegado a derecho sí lo podemos ver, caso por caso, si no tienen inconveniente.

“Lo que estamos haciendo ahorita, a través de ITAVU, es conseguir terrenos para que una vez urbanizados dotarlos de los servicios y ahí sí se podrían instalar, pero no pueden llegar a instalarse o a invadir un terreno privado porque eso es ilegal”.

Les propuso que a través de la Secretaría General de Gobierno se haga una lista con los datos personales de cada uno de los afectados, para que posteriormente puedan recibir un terreno del ITAVU, dándoles oportunidad de que lo paguen de acuerdo con sus posibilidades económicas.

“Yo le que les propongo es pedirle al Secretario General de Gobierno que haga una lista de todos ustedes para darles opciones, porque el gobierno no puede meterse a un terreno que es propiedad privada”, reiteró el gobernador, luego de que los manifestantes le pedían que detuviera las máquinas, que ya habían derribado unas 100 casas.