Pide obispo de Victoria desterrar ‘malos sentimientos’ para celebrar la Navidad

0
430

Por José Gregorio Aguilar

 

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Con el inicio de la temporada de Adviento el obispo Antonio González Sánchez  llamó  al pueblo católico a amar al prójimo y a prepararse para la Navidad, fecha en que se celebra el nacimiento del niño Dios.

 

De acuerdo con la  Iglesia Católica el Adviento, que en latín significa venida, son las cuatro semanas que preceden a la Navidad, y es una época de preparación espiritual de los católicos que celebran el 25 de diciembre el nacimiento del niño Jesús.

 

Explicó que por desgracia al interior de muchos hogares también se vive violencia verbal o física, y en la familia reinan los malos sentimientos y los rencores hacia el prójimo.

 

“Tristemente en muchas familias se vive violencia de muchas maneras, no solamente la física, generalmente también en contra de las mujeres”.

 

Añadió el obispo que muchas veces esos sentimientos negativos, incluso en contra de algún familiar permanecen en el corazón de las personas, por lo que aunque por fuera sonríen y externan buenos deseos por dentro el rencor que guardan no los deja ser felices ni desean esa felicidad a sus semejantes.

“El ser humano fue creado a imagen y semejanza de Dios, y partiendo de ahí se dice que el ser humano fue creado por amor y para amar. Y a quién tenemos que amar, pues al prójimo, pero empezando por el  más próximo, o sea el más cercano y a quien tenemos más cerca físicamente: a nuestra familia. Pero qué triste es  ver que las familias están divididas a veces por cosas insignificantes, aunque en otras por cosas graves”.

El obispo de la  Diócesis de Victoria convocó a los católicos a profundizar en el significado de la Navidad, que es el nacimiento del niño Dios, un acto que refleja el amor que le tiene a la humanidad, por lo que es importante desterrar del corazón los resentimientos y los deseos de venganza que tienen muchas personas en contra de otras.

 

“Si en Navidad celebramos que por amor  a la humanidad Dios se hizo hombre, entonces el ser humano tiene que ser reflejo de ese sentimiento”, concluyó González Sánchez.