Comapas, privatizar agua y drenaje

0
425

Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El ingenierito del Tec de Monterrey salió puro cuento. En casi cuatro meses no ha podido garantizarnos a los victorenses un solo día con abasto suficiente de agua por las tuberías.

Estamos en invierno, la época de menor consumo. Cuando llegue el calor será la locura.

El argumento de echarle la culpa a pasadas administraciones se le agotó. Lo que necesita es ponerse a trabajar, eficientar el  organismo operador y olvidarse un poco de “empinar el codo” (como dicen por ahí pero en lenguaje más llano, guarapeta o farra).

Don Humberto Calderón  Zúñiga, el jefe de la Comapa en  la capital, sale ahora con que cortará el fluido total en alrededor de la mitad de las colonias por tres días consecutivos. Y otro inútil, el jefe de la CEAT, Javier Pinto Covarrubias, amenazó ya con que  el “tandeo” (abonos) es inevitable.

No es “enchílame otra que me la trago”. El cuñado necesita cumplir con su chamba y combatir además la corrupción galopante que incluye que, la mitad de los beneficiarios de tomas, no pagan sus recibos.

Al ritmo que va, si dura los tres años de la administración, allá por el 2021 estará con la misma cantaleta de culpar a quienes le antecedieron. Así se manejan los ineficientes.

En la cabecita del maestrito en  Sistemas Ambientales la solución es muy sencilla: Privatizar el operador, agua y drenaje por igual, junto con lo que ahora se llama “saneamiento”…. Privatizar en  todo Tamaulipas.

Creo que la inmensa mayoría estamos de acuerdo, pero que no metan más la mano funcionarios de ningún nivel, ni sindicatos. Corrompen lo que tocan.

Según los que tienen la información, si a Victoria llegan 51 millones de metros cúbicos del vital líquido (de las  36 concesiones por 65 millones) al año, un cuarenta por ciento se tira en fugas. Pero no porque las tuberías (callejeras) sean auténticas coladeras, sino porque no revisan tomas y medidores.

De esos, poco más de 20 millones que llegan a la red, que se facturan, el 40 por ciento no se cobra o no se obliga a los  usuarios a pagar. Son morosos con cuentas millonarias.

No andan mal quienes afirma que, de un promedio de 120 mil tomas que hay en la ciudad capital, un 50 por ciento no cubre sus recibos mensualmente o son clandestinos.

Si en diciembre se facturaron un promedio de 18 millones de pesos, solo se cobraron diez por la ineficiencia de los pupilos de Calderón.

Está comprobado que los “cortes” del servicio domiciliario no son la solución. La misma corrupción sindical se encarga que reanudar el suministro y, lo más grave, por una paga mayor hacen la chambita de ocultar medidores y hacer conexiones directas.

En resumen: Un promedio del 50 por ciento de los capitalinos que pagan agua por las seis u ocho horas que tienen en sus llaves, son los que cargan  con todo el sistema.

Si ya lo sabe el señor Calderón ¿por qué no se pone a chambear?.

Cierto que los proyectos son concesionar a la iniciativa privada. Es justo y necesario contar con el suministro adecuado ¿estamos de acuerdo?.

Con la mitad de personal del que ahora tiene la Comisión, con la mitad del presupuesto los inversionistas podrían darnos lo necesario pero… El resto, como ganancias, se iría a sus cuentas bancarias.

Un detalle más: La IP necesitará un operador saneado, sin el sindicalismo cetemista voraz. Tendrían que liquidar cada plaza gremial ¿la iniciativa privada?. Si se quieren hacer bien las cosas.

En Puebla mal hizo las cosas un señor Rafael Moreno Valle cuando fue Gobernador (ahora fallecido). Privatizó tales servicios pero las tarifas se dispararon. Hasta se sospechaba que él y sus funcionarios fueron los inversionistas. Se sirvió  con la cuchara grande; por poco y vende el territorio estatal.

Ya están privatizados en Veracruz, Querétaro, Quintana Roo y otros, que incluye agua, drenaje y disposición final. Ya viene a Tamaulipas por la ineficiencia de las Comisiones de Agua y la corrupción que las invade.

No se necesita reformar las Leyes locales. Desde la gestión de Eugenio Hernández Flores está permitido que los privados participen en colocar agua en bloque a pueblos y ciudadanos (construir los acueductos). Por motivos partidista electorales no se han llevado a la práctica.

Vergüenza debería darle al señor Calderón decir que los empleados de la Comapa pagan 19 centavos por mes por el uso ilimitado del vital líquido. No tienen medidores.

 Gran resumen: El ingenierito y  colaboradores necesitan cobrar el rezago de más de 450 millones de pesos que deben los usuarios y, de esta manera, podrá  pagar la deuda de 40 melones que tiene con la CFE y que le costó el “corte” de suministro la semana pasada. Ya lo sabe pero le hace al monje.

Cambiando de canal, al  cuarto para las doce de la noche del domingo acudieron los jefes de Morena y Partido del Trabajo, a registrar una coalición parcial por las diputaciones locales llamada “Juntos Haremos Historia”. No dijeron en dónde van asociados ni los distritos que se van a “guardar” cada quien.

Lo más malo que pudiera suceder es que los pejistas le “presten” votos a sus colegas para que recuperen el subsidio del gobierno estatal en este 2019. Es camino andado por los verdes  y panaleros en la época de oro del  partido tricolor. Eran los dueños del  equipo, jugadores y hasta del árbitro y la pelota.

Es el único amasiato. Los demás partidos van solos y a rascarse con sus propias uñas.

Mientras tanto, con poco ruido y escasas nueces, se entiende que los independientes comenzaron a levantar firmas de apoyo para jugar en la constitucional.

Van  cuesta arriba. A menos que se les acomoden los astros (del financiamiento y la línea política) un libre podría llegar al Palacio Legislativo.

Por cierto este miércoles tiene sesión el Congreso del Estado. Será la primera plenaria del último año de ejercicio. Es a las once de la mañana.

El mismo Legislativo abrió la consulta pública para designar a 15 personas que integrarán el Consejo Estatal Ciudadano de la Comisión de Búsqueda de Personas,  para un ejercicio de tres años. No debe tratarse de servidores públicos sino de la sociedad civil. Esto para que no se presenten quienes están en la nómina del erario.