Ruinas de una franquicia partidista

0
324

Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Con la novedad, querido lector, que el Movimiento Ciudadano anunció con bombo y platillo que ya tiene precandidatos a las diputaciones locales ¿y luego? ¿cuántos distritos va a ganar?. A como le pintan las cosas… Ninguno.

Bueno, se trata de los restos o ruinas de lo que queda de una organización utilizada como negocio privado por los últimos gerentes estatales, incluyendo a Gustavo Cárdenas Gutiérrez, ex candidato a Gobernador, siempre al servicio del poder priísta.

No es para que echen campanas al vuelo. Hay el riesgo de que pierdan todo, incluso la posición plurinominal en el Congreso del Estado.

La convocatoria expedida por el gerente nacional, Dante Delgado Rannauro, registró muy pocos interesados en el negocio. Saben que se trata de “dedazos” para los amigos y compadres. Respondieron 19 personas en ocho distritos.

En cambio, la lista plurinominal está completa y hasta con copete: La encabeza Laura Pimental Ramírez y le sigue Francisco Daniel González Tirado, regidor este en el ayuntamiento capitalino.

Los que siguen: Karina Ríos Zapata, María Alvarado Alvarado, Adriana Estela Ramírez Rubio, Silvestre Rodríguez Vázquez, Nereyda del Carmen Balboa  Gómez, Luis Daniel Palmillas y Antonio del Angel del Angel.

Se interesan principalmente en los tres distritos de Reynosa, cuatro, cinco y seis.

Ahí se inscribieron siete personas que, en una  simple evaluación, no tienen ninguna posibilidad de salir adelante en la contienda que se avecina.

En el quinto distrito destaca el nombre de Geovanni Francesco Barrios Moreno, quien hace dos años jugó como independiente por la alcaldía y no alcanzó a llegar a campaña.

En Río Bravo se inscribieron Rodolfo Enrique López González y Jonatan Saúl Cruz Echartea.

Por la zona sur, Madero y Altamira, aparecen Antonio del Angel del Angel, José Refugio Pérez Hernández, Josué Emmanuel Lucio Reyes, Marco Antonio Hernández Osorio, Mauro Leonardo Reyes Cobos, Roberto Avalos Flores y Jonathan Azael Portillo Alejo.

Se conducen rumbo a una derrota anunciada por la mala fama que los jefes le han dado al partido, principalmente  Cárdenas Gutiérrez.

En otros temas, como que el diputado Jesús María “Chuma” Moreno Ibarra tiene intención de regresar al Congreso del  Estado, donde es diputado con  licencia. Este miércoles se la pasó en Palacio Legislativo y hasta en el recinto de sesiones.

Se fue porque su partido, PAN, lo  postularía como candidato a alcalde de Reynosa en  2018; no se le hizo. Luego lo propusieron para gerente de un  armatoste llamado Comapa, propiedad de tres sindicatos cetemistas, pero ya se la hacen de tablas. El tiempo pasa y nada, pese a que el cuatro de octubre del año pasado, solicitó permiso al pleno legislativo “para ocupar un cargo municipal”.

Al llegar la alcaldesa Maki Ortiz Domínguez el pasado octubre –en la reelección-, el popular Chuma presidió el equipo de transición del organismo operador. Iba para jefe. Algo  se “atoró”.

Le queda regresar a su escaño y se le permita la reelección. Suave ¿no?. Es un hombre cercano los vientos del cambio y, si no es ahora, nunca se le cumplirá su sueño de llegar a la alcaldía reynosense.

Aparte, no es lo que se esperaba pero Rodolfo González Valderrama, tampiqueño autonombrado  amigo de AMLO, fue propuesto como Director de  Radio, Televisión y Cinematografía, dependiente de Gobernación.

Que se sepa no reúne mucha experiencia sobre el tema. Su carrera es de Sociología por la UNAM, 1982.

Si tiene aspiraciones locales, tal chamba no le dará juego para movilizarse y tener contacto con sus paisanos.

Más que nada su relación es con Ricardo Monreal. El tamaulipeco trabajo con él en el gobierno de Zacatecas y en  la delegación Cuauhtémoc del entonces DF.

Hoy por hoy el cargo más relevante en el gobierno federal lo ocupa Héctor Martín Garza González, Oficial Mayor de la secretaría de Educación.

Desde ese encargo se  ocupa de asuntos del terruño. Recibió –como lo dijo-, al titular de la secretaría de Educación en  Tamaulipas, Héctor Escobar y sus colaboradores, con quienes instaló una mesa de trabajo “para implementar la reingeniería administrativa que nos ayude a resolver los problemas de pagos y administrativos”.

Por  cierto, para esta misma semana agendó cita con el mero jefe Obrador el doctor Faustino López Vargas, senador suplente de Américo Villarreal Guerra. Si sale algo mejor dejará de representar a la asociación Unidos por la Esperanza, que proyecta aterrizar los programas federales del pejismo.

Que por Tamaulipas estuvo Héctor Gutiérrez de la Garza, secretario de Organización del CEN del PRI. Vino a entrevistarse con los del CDE que preside Yahleel Adala Carmona.

Quieren ganar de perdido una plurinominal, que sería para la propia Abdala.

Ojo para quienes aspiran a presidir el Instituto Electoral local: El plazo para presentar sus papelitos vence este viernes a las seis de la tarde (aquí no es a media noche).

Es más,  para no andar gastando en documentos, si ya participaron en otras convocatorias, pueden solicitar la búsqueda de su expediente y asunto arreglado. Ahí deben tenerlos.

El once de febrero se abren los registros para los precandidatos del Movimiento de Regeneración Nacional. Son las de mayoría. Las plurinominales se definirán en una rifa, un volado.

Más antes, el uno de febrero, está el registro de lo tricolores. El espacio es entre las once de la mañana y dos de la tarde. No se concede más tiempo.

Renunció la presidenta del Tribunal Electoral de la Federación, Janine M. Otálora. En su larga despedida deja entrever sus diferencias con la nueva administración  federal: “Sabemos que hoy, la vida institucional de México vive una nueva época y el Tribunal Electoral como órgano del Poder Judicial de la Federación debe saber adaptarse a los cambios”.

En asuntos electorales, es el TRIFE el que tiene la última palabra. Solo esperar que sus resoluciones se sigan conduciendo dentro de la Ley.