Se lucra con la tragedia

0
304

Clemente Castro González

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Lo peor que puede hacerse ante una tragedia o un serio problema como el de violencia e inseguridad, es lucrar con ello desde cualquier vertiente, en forma principal la política.

Pero al fin de cuentas así se hace y ello debe entenderse. Lo importante es que los ciudadanos puedan tener información de primera mano para no ser objetos de manipulación de tal o cual vertiente de opinión o partidista.

Ahí esta el terrible acontecimiento sucedido en Tlahuelilpan, Hidalgo, en el que, hasta ayer, se contabilizaban 76 personas muertas, además de decenas de desaparecidos y heridos, debido a la explosión de un ducto de Petróleos Mexicanos (PEMEX), en circunstancias que aún se investigan.

Y si bien tendrá que preguntarse lo que hacen las autoridades federales para proteger a la población ante riesgos, como la fuga de combustible y el hecho de que  individuos entren y arriesguen su vida para robar, tendrá que verse la omisión, complicidad y en una de esas, hasta promoción, de gobiernos anteriores, de los tres órdenes,  para llegar al momento crítico en que se esta en cuanto al llamado “huachicoleo”.

Ni modo que los políticos, funcionarios, policías, militares y alta gerencia de PEMEX ignorara lo que estaba sucediendo.

Además, es reprobable que se haya permitido que las bandas delictivas controlaran comunidades, municipios, regiones y, si me apura, hasta entidades, para seguir llevando a cabo sus ilícitas actividades con la protección oficial.

Lo de Tlahuelilpan es ilustrativo de lo que ocurre, según lo relatan los propios lugareños al expresar que desde hace dos años se sabía de esa toma clandestina y no se hizo nada.

Lo que se documenta es que la “ordeña” del ducto se cerró en fechas recientes pero pudo suceder que no se hiciera de manera adecuada o al querer reabrirla, por parte de los maleantes que roban  combustible, la situación se salió de control, lo que derivo en el horroroso siniestro.

Tendrá que indagarse si se trata de sabotaje e igual si estamos ante estructuras básicas en las comunidades, controladas por los “huachicoleros”, las cuales mueven para tener respaldo.

Si ya se llegó a ese grado de control tendría que investigarse a las autoridades municipales e incluso a legisladores porque podríamos estar ante “representantes populares” que son llevados a los puestos con el visto bueno de los “hombres de horca y cuchillo”.

El añadido es que éstos tuvieron que llegar con el sello de algún partido político y ahí, así sea a nivel “micro”, alguien no vio, no quiso ver o de plano es parte de un entramado mayúsculo que se maneja desde la cúspide, al cual no es ajeno la llamada “plutocracia” o al menos algunos de sus distinguidos integrantes.

Sobre el asunto, la escritora y periodista, ANA LILIA PÉREZ, que ha indagado sobre el tema y tiene obra publicada, por ejemplo el libro el Cártel Negro: cómo la delincuencia organizada se ha apoderado de Pemex, señala, en entrevista para un periódico de circulación nacional, que en muchas comunidades del país los delincuentes obligan a los habitantes a participar en el robo.

Y en relación al suceso aludido declaró. “Los fallecidos, lo heridos: esta gente es el eslabón más débil dentro de la estructura del robo de combustible”.

Por su parte, el Presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, declaró que no debe acusarse a la ligera y que tendrán que  verse las circunstancias en que se dan éste tipo de acontecimientos.

También establece que se es necesario atender las causas de la pobreza. Y que si hay “trabajo y bienestar habrá paz y tranquilidad en el país”.

Dese luego que es reprobable que desde redes sociales se enjuicie de manera inhumana e irresponsable a las víctimas y a sus familias, al sostener que se merecen lo que les pasó.

Tendrán que superarse posturas de éste nivel, simplistas, dado que reducen un fenómeno complejo a una especie de contradicción entre buenos y malos.

Se requiere contar con mayores elementos para tener claridad en torno a lo que sucede ya que tan dañino es sacar tajada política del dolor de prójimo como ignorar el entorno de los ciudadanos y sus familias, quienes  terminan siendo empelados o protectores de los criminales.

Un  aspecto más, que no es menor, es el manejo de mensajes que se dan desde plataformas digitales, en vivo, para llamar a las personas a que se acerquen al saqueo.

Eso paso en Tlahuelilpan y localidades aledañas, cuyos habitantes fueron llamados para que se acudieran ante lo que, a la postre, sería la muerte de varios de ellos.

AL CIERRE

Por el ungimiento de nuevos guías en municipios y la entrega de reconocimientos a militantes, no va a quedar en el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

De eso da cuenta fotografías y textos sobre las actividades de los dirigentes del tricolor, YAHLLEL ABDALA CARMONA y JOSÉ BENTIZ RODRÍGUEZ, presidenta y secretario general, en forma respectiva.

Acaban de estar en Reynosa en la reunión del consejo político local en el que participaron contados miembros del tricolor, entre ellos OSCAR LUEBBERT GUTIÉRREZ, MARÍA ESTHER CAMARGO FELIX y AÍDA ZULEMA FLORES PEÑA.

Cabe señalar que en Reynosa estarán en juego cuatro distritos, para los comicios venideros y al menos dos de éstos connotados priistas estarán en la jugada.

Suponemos que MARÍA ESTHER va a la contienda en territorio mientras que AÍDA ZULEMA la considerarán para un lugar privilegiado en la lista plurinominal. 

Compartir
Artículo anteriorEl luto es de todos…
Artículo siguienteRapiña