Ama de llaves tiene miedo y responsabiliza a Padrés si algo le pasa a ella o su familia

0
257

Por Agencias

Sonora.- Gisela Peraza Villa, ama de llaves que pasó cuatro años en prisión por un robo millonario ocurrido en la Casa de Gobierno en Sonora, pero fue declarada inocente por el juez, advirtió que si algo le pasa a ella o a su familia, responsabiliza a Guillermo Padrés (ahora en libertad), contra quien mantiene una denuncia penal por abuso de autoridad, privación ilegal de la libertad y tortura.

“Tengo miedo, es como volver a vivir la película de terror, mi familia y yo estábamos muy tranquilos, pero otra vez sentimos la amenaza, si algo nos pasa a mi o a mi familia, Dios no lo quiera, hacemos responsable a la familia Padrés Dagnino”, aseguró Gisela Peraza.

Fue el 13 de marzo del 2011, cuando la ex empleada doméstica Gisela Peraza fue retenida ilegalmente durante varias horas en la residencia oficial que entonces habitaba Guillermo Padrés junto a su familia, quienes la acusaban de haberse robado siete millones de pesos y joyas preciosas que el ex mandatario guardaba en su alcoba.

Según estableció la investigación realizada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el ama de llaves fue torturada en la propia Casa de Gobierno y privada de su libertad ilegalmente.

En 2015, cuando la gobernadora Claudia Pavlovich ganó la elección, a la siguiente semana el juez declaró inocente a Gisela Peraza quien había pasado cuatro años recluida en el Centro de Rehabilitación Social Hermosillo Uno.

Después presentó la denuncia penal en contra de Guillermo Padrés y 20 de sus colaboradores más cercanos por los delitos de privación ilegal de la libertad, abuso de autoridad, lesiones, asociación delictuosa y los delitos que resulten durante la investigación; sin embargo, el abogado de la víctima Juan Antonio Ortega falleció la semana pasada. (Daniel Sánchez/Excélsior).