Bloquea Hacienda cuentas bancarias de empresarios de Tamaulipas bajo sospecha

0
513

Por Agencias

Ciudad de México.- La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda bloqueó las cuentas bancarias de la empresa Energéticos del Bravo, que opera gasolineras en Tamaulipas.

De acuerdo con la investigación de la Unidad que encabeza Santiago Nieto, esa empresa forma parte de las 13 que no compraban gasolina a Petróleos Mexicanos (Pemex), sin embargo continuaron vendiendo.

El 28 de enero, Ernesto Gabriel Garza Anzaldúa fue el que promovió el amparo ante el juzgado de distrito en materia de amparo y juicios federales en Tamaulipas, a favor de Energéticos del Bravo para que el juez desbloqueara sus activos, pero el juzgador negó la suspensión provisional.

Al día siguiente, el director de procesos legales de la Unidad de Inteligencia Financiera, acudió a la Fiscalía General de la República para presentar las denuncias penales en contra de 11 sujetos, entre ellos empresarios, por la compra-venta de combustible robado.

Derivado de la investigación, se detectó que las empresas, entre ellas Energéticos del Bravo, no compraron combustible a Pemex entre los años 2016 y 2017, pero continuaron despachando sus gasolineras.

De las 13 empresas ubicadas en Tamaulipas y que les fueron congeladas sus cuentas bancarias, tres están en Reynosa, dos en Valle Hermoso, tres en Matamoros, dos en Ríos Bravo y otras dos en San Fernando y una en el municipio de Guerrero.

Al cruzar la información que proporcionaron los bancos, la UIF y Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la UIF, determinaron que alrededor de 40 mil millones de pesos habían sido reportados como una posible actividad de lavado de dinero, de los cuales unos 10 mil millones estaban relacionados directamente con el robo de hidrocarburos que introducían en efectivo al sistema financiero.

En total, la UIF investiga hasta el momento a 114 empresas, de las que 37 están relacionadas directamente con el robo de combustible y otros delitos asociados como lavado de dinero, por lo que se les han bloqueado sus cuentas bancarias hasta en tanto de termina la pesquisa.

La demanda de amparo de Energéticos del Bravo se suma a la que también presentó el empresario William Jorge Karam, dueño de las estaciones Hidrosina, a quien también le fueron congeladas las cuentas.

A Karam Bassad, el juez federal en materia administrativa concedió una suspensión provisional y será el próximo 20 de febrero cuando se realice la audiencia constitucional para determinar si la justicia le concede la suspensión definitiva. (Dennis A. García/La Jornada).