Barcelona golea a Lyon 5-1 y enseña su poderío a rivales

0
143

Agencias

Barcelona.- ¿Es el Barcelona candidato a levantar la Orejona? Aún no se sabe. Pero lo que sí es que siguen demostrando su poderío ofensivo en torneo que disputen y ahora la víctima fue un minimizado Olympique de Lyon.

Los franceses no pudieron ante un altamente ofensivo cuadro blaugrana que, con la figura de Lionel Messi adelante, golearon a placer 5-1 a su rival para avanzar a los Cuartos de Final de la Champions League.

El equipo azulgrana mandó en el primer tiempo.

Aunque se puso en duda, una vez más, la fidelidad de los dirigidos por Ernesto Valverde con una anotación de Lionel Messi otorgada con el VAR, que se definió en pena máxima, «La Pulga» demostró su calidad con una vaselina, gol que llegó al minuto 18.

Luis Suárez realizó una jugada de verdadero «crack» al 31′ y, acostumbrado a lo hecho en los últimos años, dejó el esférico a los pies de Philippe Coutinho, quien definió con clase para hacer el 2-0 en el partido.

Llegó el segundo tiempo y los de Bruno Génésio apretaron tuercas en el encuentro y tuvieron que esperar 13 minutos para encontrar una luz al final del túnel.

Tras una serie de rebotes, Lucas Tousart la bajó de pecho y echando el cuerpo para atrás, acortó distancias al minuto 58, poniendo en suspenso el avance de los blaugranas a la siguiente fase de la competencia.

Pero no se podría acabar el juego sin una genialidad del llamado «mejor jugador del Mundo».

Messi tomó la de gajos, la llevó al área chica, con un recorte dejó en el césped a dos defensivos y en el minuto 78, volvió a aparecer para anotar el tercero en una jugada individual aprovechándose de una recuperación de Ivan Rakitic.

Con el Olympique de Lyon buscando entrar de nuevo en la eliminatoria, Gerard Piqué anotó el cuarto en un contraataque iniciado por Jordi Alba y conducido por el propio argentino, quien en el 86′ sirvió el quinto a Ousmane Dembélé en otra rápida transición para liquidar el juego.

Así, el Barza cosechó una semana más de éxitos en las tres competencias donde aún sigue vivo (LaLiga, Copa del Rey y la Champions) y da ese aire de grandeza que lo coloca como favorito en dichos torneos.