Conmemora AMLO la expropiación petrolera en Tula… sin Romero Deschamps

0
347

Por Agencias

Tula, Hidalgo.- En el marco del anuncio presidencial de un rescate de la industria petrolera en México como se hiciera en tiempos de Lázaro Cárdenas, se dio a conocer que las cuatro empresas que participarán en la invitación restringida para la construcción de la refinería de Dos Bocas, Tabasco serán: Consorcio Betchel-Technic, Consorcio Worley Parsons-Jacobs,  Technic y KBR, según lo formalizó la secretaria de Energía, Rocío Nahle durante la conmemoración de la expropiación petrolera.

Una conmemoración que se caracterizó por la ausencia del dirigente del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, durante la cual el presidente, Andrés Manuel López Obrador subrayó, «en esta fecha histórica para el país», que se daba el inicio de un nuevo paradigma para transformar Petróleos Mexicanos y transformar al país, que permita mostrar  al mundo que México alcanzar la prosperidad con dimensión social, el crecimiento con justicia.

Después de realizar un recorrido por la refinería Miguel Hidalgo, aquí en Tula , donde encontró «puros fierros viejos que no han recibido mantenimiento en mucho tiempo» y tras la remembranza histórica, López Obrador denunció el desmantelamiento de la industria estratégicas mexicanas, Pemex y la Comisión Federal de Electricidad durante el periodo neoliberal.

«Apostaron a destruir la industria petrolera y la industria eléctrica pero no pudieron porque, como un milagro, el primero de julio sonó la campana y el pueblo decidió por un cambio verdadero y hemos hecho compromiso de que vamos a rescatar la industria petrolera nacional. No les dio tiempo de llevarse todo», acusó.

Tras fustigar nuevamente la reforma energética como un proyecto fracasado, sostuvo: «Entregaron contratos pero solo comprometen el 20 por ciento del todo el potencial petrolero, el 80 por ciento sigue bajo el dominio de la nación y así continuará. No vamos a incumplir esos contratos. Los vamos a poder a competir porque les vamos a demostrar que vamos a ser más eficiente a Pemex que a las emprendas particulares».

Como parte de la formalización de su anuncio del rescate de Pemex en una fecha emblemática para el sector, aseveró que se rehabilitarán las seis refinerías existentes y se construirá una nueva como no se hacía desde hace 40 años, es decir, durante todo el petróleo neoliberal. Queremos que en tres años el país deje de comprar gasolinas, petróleo y productos petroquímicos en el extranjero, dijo.

«Esa es la nueva política. Vamos a rescatar esta industria tan importante para el desarrollo del país. Será una palanca del desarrollo las dos empresas estratégicas Pemex y la CFE”. Ofreció que se realizará con la colaboración de los técnicos y obreros de la industria petrolera.

Vinculó el rescate de Pemex a su prioridad nacional: la lucha contra la corrupción. «Si me dijeran, diga en unas cuantas palabras,  en lo que tarda parado en un solo pie, cuál es su plan. Acabar con la corrupción, ese es el plan. Se acaba la corrupción tolerada en Pemex, se acaba el huachicol arriba y abajo, nada ha dañado más a México que la deshonestidad de gobernantes, que la corrupción política.  México se va a convertir en gran potencia, prosperidad con dimensión social, progreso con justicia”. (Alonso Urrutia/La Jornada).