Doce senadores republicanos le dan la espalda a Donald Trump

0
162

Por Agencias

Nueva York.- Donald Trump sufrió una de sus peores derrotas legislativas de su presidencia cuando el Senado, bajo control de su partido, se sumó a la cámara baja en revertir su declaración de una “emergencia nacional” para desviar fondos federales -no autorizados por el Congreso- para financiar su muro fronterizo, ante lo cual el presidente prometió usar por primera vez su poder de veto desde que llegó a la Casa Blanca.

Con 59 votos contra 41, incluyendo 12 senadores de la mayoría republicana que se sumaron a toda la bancada demócrata, se aprobó una medida -anteriormente aprobada por la cámara baja- para anular la declaración de la emergencia proclamada por el presidente después de que el Congreso había negado autorizar los fondos que él solicitó para gastos de construcción de una parte del muro fronterizo.

Trump fue derrotado después de rehusar ceder después de que varios legisladores republicanos le habían solicitado al retirar su declaración ya que los estaba colocando en una situación donde tenían que optar entre apoyarlo o defender la división de poderes, incluyendo el exclusivo poder legislativo de controlar el gasto federal. Por cierto, muchos de ellos habían denunciado al presidente Barack Obama por justo este tipo de acciones, lo cual calificaban como un abuso del poder ejecutivo.

Le advirtieron que esto estaba dividiendo a sus aliados en el Senado, pero su respuesta fue la de siempre: amenazar a sus propios aliados por atreverse a decirle que estaba equivocado. Poco antes del voto este jueves, Trump tuiteó que “un voto para la resolución de hoy por senadores republicanos ¡es un voto para Nancy Pelosi (la líder de la mayoría demócrata de la cámara baja), el Crimen, y los Demócratas a favor de Fronteras Abiertas!”

Momentos después de que el Senado aprobó la resolución contra la declaración de emergencia, Trump tuiteó una sola palabra todo en mayúsculas “VETO”. Poco después envió otro mensaje para agradecer a los senadores republicanos “fuertes” que habían votado para “apoyar la Seguridad Fronteriza y nuestro muro desesperadamente necesario”.

De hecho, los senadores republicanos insistieron que sus votos no fueron contra el muro de Trump -casi todos señalando que están de acuerdo con el presidente de que hay una crisis en la frontera- sino en defensa de la división de poderes y que esta maniobra para usar una declaración ejecutiva para emplear fondos no autorizados por el Congreso representaba una violación constitucional.

Sin embargo, es la primera vez que el Congreso ha votado para bloquear una declaración de emergencia por el ejecutivo y el voto es uno de los primeros donde un grupo influyente de legisladores republicanos se atrevieron a desafiar abiertamente a este presidente. Uno de ellos, Rob Portman de Ohio, quien dijo que aunque estaba de acuerdo con la necesidad de fortalecer la seguridad en la frontera, no se puede hacer en violación de las normas constitucionales, afirmando que “no implica que el presidente puede ignorar al Congreso y sustituir su voluntad por la voluntad del pueblo”. (David Brooks/La Jornada).