El INE no atrae elección Tamaulipas

0
566

Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Es una intervención parcial, ordinaria. El árbitro nacional  trata de asegurar que en las elecciones del 2 de junio en seis estados, se va a respetar la voluntad ciudadana.

El INE no atrae las elecciones en Baja California, Aguascalientes, Durango, Tamaulipas, Quintana Roo y Puebla. Solo fija las normas de propaganda como lo ha hecho desde el 2008.

Sin embargo como el ambiente político está “muy sensible”, la tarde de este sábado los morenistas echaron campanas al vuelo y los azules doblaron la cabeza del desánimo.

Lo dice bien claro la resolución del Instituto Electoral: Fijan los criterios en materia de propaganda, que garanticen la equidad de la contienda. Es algo que ya deben saber de memoria los partidos, gobiernos estatales y municipales. No es nuevo.

Para comenzar, en las campañas está prohibido el uso de programas sociales oficiales y propaganda gubernamental, con excepción de asuntos educativos, de salud o protección civil en caso de emergencia. Los partidos tienen manga ancha, son los amos y señores para disponer de la radio y televisión (no así los medios impresos ni redes).

Tal acuerdo fue muy rápido. Apenas el 20 de marzo los consejeros Pamela San Martín, Marco Antonio Baños y Benito Nacif solicitaron ejercer la facultad de atracción, y el Consejo General lo aprobó el 23.

La sospecha estriba en que las seis entidades donde habrá comicios, están en manos de la oposición (al gobierno federal). Son emanados del PAN (en directo o coalición con PRD).

Pareciera que hay mano negra.

En otros años se han dado impugnaciones ante el TRIFE. En esta ocasión seguramente no será así.

A los partidos les conviene, con mayor razón al PAN, para demostrar que las cosas se harán como mandata la Ley, que se respetará la voluntad ciudadana.

Conviene a los morenos. Podrán ratificar que ya son un partido y su oferta y “efecto” no es AMLO, de quien no podrán utilizar su figura ni acciones.

Respecto al IETAM, le generará más confianza entre el respetable en un escenario en que está la sospecha por tantos cambios de titular en tan corto tiempo. Para la mente colectiva no es normal.

Un resumen para que no panda el cúnico: La solicitud de registro de precandidatos (partidistas e independientes) se abrirá el 27 del presente ante el organismo público local, que seguirá con sus actividades ordinarias de preparación de la papelería, registro de encuestas de opinión y conteo de votos. Todo igual.

Las reglas generales expedidas por el Instituto Nacional deberán observarse en la fiscalización y supervisión de actividades y eventos, algo que es de su competencia.

Son 17 puntos básicos -más otros derivados- que tienen el carácter de preventivos. Nada va a pasar si nadie los violenta.

Van encaminados a las dependencias de gobierno, federal, estatales y ayuntamientos que reparten despensas en apoyos, programas de becas, adultos mayores y jóvenes por el futuro, aunque no están prohibidos en periodo de campañas.

Deben continuar con dos pequeños candados: Están prohibidos los eventos masivos y la difusión de boletines (lo cual se soluciona con que los firmen diferentes reporteros).

En un principio alarmó a no pocos. Nada del otro mundo. Son simples reglas preventivas (las mismas de la jornada electoral del 2018) dirigidas a las instancias de gobierno y con instrucciones para los OPLES.

No pasa nada… Por ahora.

En el futuro la intención del gobierno pejista es desaparecer órganos locales electorales para que sea el INE el que organice los comicios cada tres años. Para 2014 deberán estar homologados.

No es mala idea. Desde Peña Nieto los dejaron como elefantes blancos encargados solo de pagar el subsidio estatal a los partidos y contar los votos. Las funciones principales ya las tiene la gerencia estatal del árbitro nacional.

Dentro de la austeridad republicana ¿para qué le pagas cifras millonarias a un armatoste que solo trabaja cada tres años?.

A los sabuesos del INE se les olvidó una cosa: El fraude se comete ahora desde una refinada “ingeniería electoral”.

Según denuncias del 2018, en la gran elección que abarcó 30 entidades, los delitos se cometieron con la complicidad de concesionarios de los PREP. Ahí se falsificaron incluso actas de cómputo.

La patente de “ingeniería” se  registró y extendió desde Puebla.

Es la razón por la que en algunas casillas “se les pasó la mano” y votó hasta el 120 por ciento del padrón electoral.

La “chambita” se puede hacer en el traslado de las urnas y actas de cómputo, o bien en el “cuarto de captura”.

Gana el que da el primer golpe. El recuento total de votos solo se podrá hacer, si la diferencia entre el ganador y el perdedor –que hace el reclamo- sea igual o menor al uno por ciento.

Hablando de partidos, el que quedó por los suelos, como trapeador, es Francisco Elizondo, el jefe estatal del PAN, por un pequeño errorcillo de confundir la frase de Don Francisco I. Madero con la de Benito Juárez. Le tupieron duro. ¿Alguien va  a pagar los platos rotos?.

Los priístas  que comanda Yahleel Abdana recordaron el 25 aniversario de la muerte de su ex candidato presidencial Luis Donaldo Colosio Murrieta. Aunque fue un mortal, sin ideas brillantes sino un candidato común, en ese cuarto de siglo su memoria le ha dado a los tricolores tema para tratar de ganar clientela electoral.

Muy optimistas los jefes del Revolucionario pero quién sabe cuántos candidatos a diputados les queden para registrar. Se sabe que ya se les rajaron varios, de la frontera. Tienen hasta el uno de abril para sustituirlos.

Y en Morena sigue subiendo la presión. Don Alejandro Rojas Díaz Durán sigue atizando a la hoguera en la víspera de que el Presidente López Obrador, según el anuncio de JR Gómez Leal, haga una visita a la zona sur para entregar beneficios sociales.

El tiempo se les viene encima. Ya tuvieron tiempo para disfrazar los “dedazos” con el cuento de las encuestas ¿no?