El sector del turismo cae en el país y hace saltar las alarmas

0
362

Este 2019 no ha comenzado bien para el sector del turismo en el país. Recientemente la Organización Mundial de Turismo (OMT) hizo públicos los datos sobre la recepción de turistas durante el pasado año y confirmó que México ha empeorado sus cifras. De esta forma, y siguiendo las informaciones de la OMT, el país habría descendido del sexto al séptimo lugar en la clasificación mundial de países que reciben mayor afluencia de turistas. Un puesto que podría variar a peor una vez se conozcan los datos definitivos relativos al turismo recibido por parte de Reino Unido y Alemania. Así, Miguel Torruco Marqués, Secretario de Turismo, afirmó que México podría caer hasta la décima posición de este ranking, algo que no sucedía desde 2013.

Estas cifras vendrían a confirmar las expuestas por el Instituto Nacional de Estadística y el Banco de México a principios de año. Ambas organizaciones señalaron que el país registró en 2018 los peores datos en lo relativo al crecimiento del sector de los últimos 7 años. De esta forma, México tan solo habría recibido un total de 41 millones de viajeros, cerca de un 5,5% más que durante 2017. A pesar de que los datos no han sido negativos, esta desaceleración del sector preocupa enormemente ya que la industria turística representa el 10% del Producto Interior Bruto.

Las causas de este descenso del turismo hay que buscarlas en varios frentes. Por una parte, la caída de México hasta los puestos más bajos del Top 10 del turismo mundial vendría explicada por la recuperación de Turquía en los últimos años. Así, la región euroasiática aumentó en un 18% el número total de visitantes, lo que provoca un adelanto con respecto a México en la clasificación. Cabe destacar, además, que tanto Turquía como Reino Unido y Alemania ya superaron en 2017 al país en cuanto al ingreso de divisas provenientes del turismo aunque no así en el número total de viajeros.

Las indicaciones de no viajar a determinadas zonas del país por parte de los organismos públicos de Estados Unidos a sus ciudadanos se posicionan como el segundo gran pilar que explicaría el descenso en el número de visitantes que llegaron a tierras mexicanas durante el 2018. Estas indicaciones advertían de la peligrosidad de regiones como Michoacán, Guerrero o Colima, lo que disminuyó enormemente el número de turistas en ellas. En este sentido es importante destacar que más de la mitad de los viajeros internacionales que llegan a nuestro país lo hacen desde Estados Unidos. Canadienses, británicos y colombianos seguirían a los estadounidenses en la clasificación, pero todos juntos no representan ni el 20% del total de turistas llegados desde el extranjero.

No obstante, y a pesar de unas cifras que han hecho saltar las alarmas en cuanto a la necesidad de poner en marcha planes efectivos para mejorar el sector, sobre todo en lo referente a la seguridad, no todo son malas noticias para la industria turística mexicana. A principios de año, el país volvió a triunfar en los Travvy Awards, unos galardones de carácter internacional que están considerados como los Oscar del turismo. Cancún y la Riviera Maya fueron los grandes triunfadores de estos premios, superando a otras grandes potencias del Caribe como Bahamas. De hecho, el parque Xcaret volvió a alzarse por tercer año consecutivo con el premio a Mejor Parque Acuático del mundo, superando así al parque acuático del resort Atlantis de Bahamas, un complejo hotelero que destaca también por su enorme oferta de ocio y por haber albergado eventos de carácter internacional como el PSPC de PokerStars.

Por otra parte, también se ha experimentado un importante repunte en los turistas de origen asiático. En 2018 México recibió cerca de 135.000 turistas llegados de China, lo que supone un aumento del 35% con respecto al año anterior. Con el objetivo de aumentar la llegada de estos viajeros, desde las instituciones públicas ya se ha informado que en los próximos años se llevarán a cabo una serie de medidas que sitúan a China como una de las prioridades turísticas del país. Entre estas medidas destaca un programa para aumentar la capacitación del personal que atiende a los turistas, la mejora en las relaciones con las empresas mayoristas del país así como una estrategia para potenciar el turismo a través de la cultura.