Las ganas de ‘mear’ me salvaron la vida: jornalero del ejido El Refugio

0
569

Por Redacción

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Este día jueves la suerte corrió a favor de un jornalero, pues hablando coloquialmente una “meada” le salvó ya que un carro que volcó impactó su bicicleta segundos después de haberla dejado a la orilla de la carretera.

Los hechos se registraron en el ejido El Refugio sobre la carretera interestatal que conecta las carreteras Monterrey la Interejidal.

Al lugar acudieron paramédicos de la Cruz Roja donde le brindaron los primeros auxilios a un conductor de un auto color blanco.

Al final, el lesionado se negó a ser canalizado a un centro hospitalario ya que manifestó sentirse bien de salud.

El perito de Tránsito Local en turno informó que la unidad accidentada es un carro marca Chevrolet tipo Chevy.

El carro de desplazaba en sentido de oriente a poniente antes de perder el control para salir de la superficie de rodamiento y volcar.

Este accidente estuvo a punto de terminar en tragedia ya que un jornalero estuvo a nada de ser brutalmente arrollado por el auto.

Mientras el ahora lesionado daba su versión, se acercó un jornalero ante el experto en hechos terrestres.

Las primeras palabras que dijo el jornalero al perito fueron: “si no me hubieran dado ganas de ‘mear’ otra cosa hubiera pasado”.

Señaló que circulaba de la misma forma que el vehículo en una bicicleta tipo montaña ya que se dirigía a la tienda a comprar refrescos para seguir su jornada laboral.

Agregó que al darle ganas de orinar, detuvo su marcha dejando la bici a la orilla de la carretera y apenas avanzando unos cuantos pasos, el carro se llevó de encuentro la bicicleta, arrastrándola varios metros y dejándola entre los troncos quebrados de un mezquite.

Por su parte el perito ordenó una grúa particular para sacar el automóvil de la maleza declarando la unidad pérdida total.