UN HOMBRE DONA PARTE DE SU PREMIO CON FINES BENÉFICOS

0
266

Todavía hay personas solidarias en el mundo. A pesar del consumismo al que ha llegado la sociedad en general, siempre hay maneras de ayudar a los demás, y el dinero es una herramienta que puede cambiar la vida de personas que no tienen igualdad de acceso a diferentes recursos. En este caso, es un hombre indio residente de Florida quien ha copado titulares gracias a su preciosa iniciativa de donar una parte significativa de un premio de 14.500.000 dólares obtenido en el Melate. Krishna Barri no es un jugador asiduo; sin embargo, ocasionalmente adquiere varios boletos. En esta ocasión fueron diez, y uno lo hizo acreedor al máximo premio.

Por supuesto que ha proporcionado a su familia una mejor casa. También ha adquirido un mejor coche para él y otro para su mujer, y ha guardado una suma suficiente para que sus hijos puedan acceder a la mejor educación, pero ha mantenido su trabajo como socio en una empresa de TI, ya que no quiere olvidar que el dólar con que compró el boleto provenía precisamente de su trabajo. Krishna ha decidido donar el resto del dinero a su país para cubrir los gastos de educación de 100 personas, de manera que puedan acceder a los estudios superiores que en su día él no pudo permitirse. 500.000 dólares en este caso, a los que ha sumado otros 36.000 destinados a cubrir los gastos médicos de personas sin recursos de la India. Sin duda su país se lo agradecerá. De esta manera, él quiere devolver a su tierra todo lo que culturalmente le ha aportado.

Otras historias de beneficencia provenientes de la lotería han llegado a mal puerto, como la de una pareja de ancianos que donó el premio íntegro y que, al fallecer, sufrió suplantación de identidad en internet por parte de personas que pedían el número de cuenta a otras personas para supuestamente ingresarles parte de este premio. Otras obras de caridad, como la de una pareja británica que inició una campaña en GoFundMe para ayudar a un indigente, aún están por esclarecerse como sinceras o simples artimañas para obtener dinero de los demás abusando de su buen corazón.