Atienden en albergues de Tamaulipas a 360 migrantes al día por diversas enfermedades

0
197

Por Lupita Álvarez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Como consecuencia de los problemas que genera vivir en hacinamiento, la Secretaría de Salud de Tamaulipas atiende a diario hasta 360 migrantes en los albergues, la mayoría por padecimientos gastrointestinales, respiratorios y por infecciones en la piel.

“El hacinamiento siempre trae problemas respiratorios, gastrointestinales o dermatitis, entre otros padecimientos, y estamos dando desparasitantes y champú”, manifestó en conferencia de prensa el sub secretario de Prevención y Promoción a la Salud, Alejandro García Barrientos.

Refirió que solo para atender a los migrantes que se encuentra en Nuevo Laredo la Jurisdicción Sanitaria de ese municipio destina hasta 400 trabajadores, de los cuales 125 son médicos y el resto son enfermeras, los que están proporcionando la atención que requieren los migrantes ya que, recordó, en las caravanas vienen mujeres embarazadas y niños.

García Barrientos comentó que además están aplicando pruebas para descartar cualquier caso de Síndrome de Inumo-Deficiencia Adquirida (Sida), ya que si uno de los migrantes da positivo a esa enfermedad, con los problemas de hacinamiento en los que están viviendo, se podría dar una propagación del virus.

“Tenemos pruebas suficientes de VIH para hacer los estudios necesarios y prevenir, y sobre todo informarlos sobre los riesgos sanitarios que se corren, no solo por el hecho de estar en un lugar donde pudiera haber hacinamiento sino por acciones tan simples como por no lavarse las manos después de ir al baño”, dijo.

 

En el caso de las mujeres embazadas lo primero que hace el personal médico es ver cuántos meses tienen de embarazo para poder saber si será canalizada para recibir atención médica de primer o de segundo nivel en alguno de los hospitales, explicó.

 

Aunque aseguró que la Secretaría de Salud está preparada con recursos para atender este problema de migración que se ha acentuado con la llegada de caravanas al país, confió en que se vaya reduciendo la cantidad de migrantes que cruzan por Tamaulipas en su lucha por llegar a Estados Unidos.