Asegura Córdova que Tamaulipas no es ‘foco rojo’ y el IETAM no tiene un cheque en blanco

0
232

Por Felipe Martínez Chávez/José Gregorio Aguilar/Lupita Álvarez

Cd. Victoria, Tamaulipas.-  De cara a la jornada electoral del 2 de junio, el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE) Lorenzo Córdova Vianello dijo que Tamaulipas “no es foco rojo” y la preparación avanza “dentro de la normalidad”, aunque también advirtió que el IETAM no tiene un cheque en blanco.

Dijo que aunque confían en el trabajo que está realizando el Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM), no le han dado un cheque en blanco y los trabajos están siendo supervisados.

“Nosotros tenemos una función de acompañamiento y por supuesto de supervisión, eso lo saben los compañeros integrantes del Instituto; tienen todo nuestro respaldo, pero no tienen, como nos gusta decir, cheques en blanco”, enfatizó.

Córdova Vianello reiteró que confían en el IETAM pero eso no significa que el INE no supervise lo que está haciendo, por lo que adelantó que en caso de que haya la necesidad de aplicar alguna medida el órgano electoral nacional a su cargo lo hará como lo ha hecho en elecciones anteriores.

“Les tenemos confianza, pero como INE nosotros estamos cumpliendo nuestro rol. Acompañamos, respaldamos, interactuamos y supervisamos, y cuando hay necesidad de tomar una medida en particular la tomamos, como la hemos tomado. En este caso no la hemos tomado porque hay un acompañamiento, que no es de ninguna manera ni generoso ni obsequioso: si nosotros decimos que el proceso va bien, va bien desde el punto de vista del Instituto”, indicó.

Aseguró que por el momento el INE de Tamaulipas y el IETAM están enfrentando de manera adecuada y puntual su función como árbitros electorales.

En relación con la seguridad de las elecciones, dijo que una muestra de que no hay “focos rojos” lo significa el hecho de que en territorio estatal se desempeñan mil 200 capacitadores del Instituto que han registrado 27 incidentes en 51 días de trabajo, seis de ellos por motivos de seguridad, los mismos que “por agresiones de un perro”.

Reiteró: “Que quede claro que la inseguridad no es un problema que afecte el buen andar del proceso”.

De las cuatro mil 664 casillas que se instalarán, el 89 por ciento ya tienen definidos sus cuatro funcionarios titulares y tres suplentes, otro diez cuentan con el personal básico y solo ocho pendientes por nombrarse.

En dos semanas, afirmó, estarán cubiertas todas las casillas.

Según sus palabras, en base a la participación ciudadana vía insaculación, este año -en comparación con el 2018- se están dando menos sustituciones de funcionarios, lo que demuestra el interés por el evento cívico.

Si el año pasado renunciaron hasta el 40 por ciento, esta vez asciende al 35, comentó.

Las principales causas de retiro no han sido por temor a la inseguridad sino porque las personas laboran ese día, o por cuestiones de salud, en el orden de porcentajes.

De las 12 mil renuncias recibidas, apenas 38 ciudadanos han argumentado que lo hacen por su seguridad personal o por temor a hechos de violencia, en una entidad en que el tema de la violencia constituye un problema no de ahora sino de tiempo atrás.

Córdova se reunió con los periodistas en las instalaciones del IETAM, antes de sustentar una conferencia en el Teatro de la Universidad, también sobre temas electorales.

Dijo que ha recorrido las seis entidades en que habrá comicios el 2 de junio para evaluar el avance de los procesos, en coordinación con los organismos locales.

También consideró como “normales” los recursos de inconformidad que los actores políticos han presentado ante los diversos órganos. Suman 94, de ellos 34 por presuntos actos anticipados de campaña, 18 por el uso de recursos públicos en la jornada y cuatro por aparente reparto de despensas como coacción al sufragio.

Admitió sin embargo que  algunas regiones de la entidad merecen especial atención por situaciones particulares, como el fenómeno migratorio, que de alguna forma podrían afectar la operación electoral.

“Las complejidades son muy distintas, potenciales temas de inseguridad, cuestiones de tipo social, cuestiones de migración que está muy presente y puede afectar la operación electoral, por eso cada una de estas áreas de atención  están mereciendo estrategias diferenciadas”.

De acuerdo con la ley, el principal responsable del traslado y custodia de los paquetes electorales hasta que sean  entregados en la noche de la elección a los consejos distritales  del IETAM es el INE.

La Fiscalía Especializada para Delitos Electorales (FEDE) tiene su ámbito de competencia, “y si tiene alguna indicación, nosotros estamos  en comunicación con ellos para  atenderla  bajo la lógica de que si hay la comisión de algún ilícito le toca atenderla  a esa instancia ministerial y no a las autoridades electorales”.