El terrible dilema de los albañiles: morir de hambre o deshidratados bajo el sol

0
191

Por José Gregorio Aguilar

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Aun no empieza el verano y las altas temperaturas y los intensos rayos solares  empezaron a afectar a los trabajadores de la construcción.

Y es que mientras que la Secretaría de Salud estatal exhortó a la población en  general  a no realizar actividades físicas de las 11:00 a las 17:00 horas, justamente ese período es el horario de trabajo de los albañiles.

El secretario general de la Unión de Obreros del Ramo de la Construcción de la CROC, Lorenzo Balderas Castillo explicó que el fuerte calor sí incide en quienes se dedican a esa actividad, que requiere de un gran desgaste físico.

Consideró que los albañiles deben hacer pausas para refrescarse un poco, beber agua y después continuar con  su agotadora jornada laboral.

“La verdad es que ya se siente un calor insoportable, pero aquí no queda más que protegernos e hidratarnos. Los compañeros ya lo saben, y sí es bueno que hagan pausas de unos minutos para que tomen suficiente agua y continúen con su trabajo”.

El maestro de obras externó su  preocupación en virtud de que se aproxima un verano muy caliente que podría ocasionar cuadros de deshidratación y hasta golpe de calor entre los obreros que  realizan sus tareas al aire libre, y justo cuando el sol pega con mayor intensidad.

Balderas descartó que traten de modificar el horario de los albañiles, pues no se gana mucho con recorrer la hora de salida ya que aun después de las 19:00 horas el calor y los rayos solares son intensos.