Enoja a UNPF que los alumnos vayan a poder decidir si quieren ser niños o niñas

0
635

 

Por José Gregorio Aguilar

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- La reforma educativa será un fracaso si se aprueba como está y se permite que los sindicatos asignen las plazas y los libros de texto se subordinan a la ideología de género, advirtió el presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF), Leonardo García Camarena.

 

“Si las plazas se van a regir por el apartado B  del Artículo 123 constitucional, que dice que tienen que darle el 50 por ciento al sindicato, que hay que tomar en cuenta el escalafón, entonces decimos que esa reforma, con todo lo bueno que tiene, va a ser un fracaso”.

Dijo que esa legislación está bien para trabajadores comunes y corrientes, pero no para maestros cuya labor es enseñar, educar y transformar.

“Permitir eso significa que el día de mañana, solo por escalafón, un maestro incompetente, flojo, que no prepara clases, no le interesan los niños ni estar al frente de grupo va a llegar a ser supervisor,  eso va en detrimento de la calidad educativa”, indicó el dirigente de la UNPF.

Por otra parte, García Camarena dijo que en la nueva reforma los legisladores también pretenden ideologizar a los alumnos para que decidan si quieren ser niño o niña, al incluir la perspectiva de género y la igualdad sustantiva, así como la  educación sexual en todos los niveles.

La UNPF se pronunció por pedirle  al secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán que dé a conocer el contenido de esa “educación sexual” que ahora enseñarán los de Morena.

“A partir de su aprobación les quedan 120 días para las leyes secundarias a que haya lugar, las que sean necesarias empezando por la reformada Ley General de Educación que es la Ley Reglamentaria del artículo 3. Al eliminarse el INEE se tiene que crear una Ley de Centro de Revalorización Magisterial;  al eliminarse Ley del Servicio Profesional Docente se tiene que crear el apartado correspondiente del ingreso, ascenso y promoción del magisterio. Son seis leyes secundarias que harán falta a partir de su aprobación”, precisó.