Juez que enjuició a Pinochet apoya ‘inédita batalla’ de AMLO contra la corrupción

0
354

Por Agencias

Ciudad de México.- Baltasar Garzón, magistrado y abogado español, se entrevistó con el presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional, donde dialogaron sobre los alcances y características de la Guardia Nacional, entre otros temas.
El abogado español reconoció el esfuerzo que ha emprendido el actual gobierno mexicano para conformar la Guardia Nacional, sin embargo, insistió en que necesariamente debe transitar de una corporación militar a una civil.
“Lo importante, por lo que he podido entender de ese proyecto, de que vaya avanzando en los próximos meses, es especialmente que se convierta en un cuerpo civil, con una dirección civil y que todos y cada uno de los componentes que lo van a integrar se van a convertir en un cuerpo de seguridad pública civil, eso es fundamental”, estableció el también defensor de los derechos humanos.
Garzón se reunió con el presidente López Obrador a invitación del consejero jurídico de la Presidencia de la República, Julio Scherer Ibarra.
Ahí se expuso a Garzón el proceso de generación de la Guardia Nacional y de cómo sus principales cabezas son militares en activo que próximamente pasarán a retiro.
“En definitiva de lo que se trata, o al menos eso he entendido, es de aunar todas las fuerzas en el sentido de que el ciudadano perciba que hay un cuerpo de seguridad que genera confianza, que respeta los derechos humanos, por tanto debe tener un componente fundamental de derechos humanos, es exigencia absoluta en ese sentido, y el Ejército y la Marina quedarán donde deben estar, en su caso para prestar un apoyo, pero no ocupando un espacio proactivo como en los últimos años”, puntualizó el abogado español.
Hizo hincapié en la necesidad de que sea una policía de investigación y no de persecución.
Garzón, quien hace años llevó a juicio al ex dictador chileno Augusto Pinochet, consideró que uno de los logros de López Obrador ha sido el lanzar una inédita batalla contra la corrupción por los alcances que podría llegar a tener.
“Creo que lo que ha transmitido el presidente es firmeza en el combate a la corrupción, hemos hablado un poco de que hace falta un cambio de paradigma, una perspectiva integral de combatir la corrupción no sólo desde el punto de vista judicial sino desde el punto de vista de educación, de pedagogía, de cambiar paradigmas, de instaurar la ética en los negocios, en todos y cada uno de los ámbitos de la sociedad para que los ciudadanos adquieran confianza en las instituciones que muchas veces ha faltado”, consideró.
Tras su entrevista con Garzón, el presidente se retiró de Palacio Nacional, y mañana dará su rueda de prensa desde Pachuca, Hidalgo.