Acuerdo

0
99

Por Pegaso

Reynosa, Tamaulipas.- Andaba yo volando allá, cerca del puente internacional Reynosa-Hidalgo y realmente me sorprendió que todavía se hagan grandes filas de vehículos y peatones para cruzar hacia el vecino país, tomando en cuenta que sobre la cabeza de todos nosotros pende la ominosa amenaza del intervencionismo yanqui.

Los Servicios de Inteligencia de Pegaso (SIP) tuvieron información de primera mano sobre el contenido del «acuerdo secreto» firmado por México en relación con el tema migratorio y la suspensión provisional de la aplicación de aranceles a nuestras exportaciones.

Por principio de cuentas, el documento existe.

Al Canciller Marcelo Ebrard y a sus asesores se les olvidó leer las letras chiquitas del acuerdo que firmaron y que después, mañosamente, El Trompas mandó agrandar para que se viera como que México aceptó las leoninas condiciones.

El «acuerdo secreto», en síntesis, incluye los siguientes puntos que dice Ebrard que no vio cuando lo firmó:

1.- México recibirá a todos los terroristas, violadores y asesinos seriales que actualmente están en las cárceles de alta seguridad de los Estados Unidos.

2.- México se compromete a enviar a un equipo de operadores políticos para ayudarlo a reelegirse como Presidente.

3.- El costo de su campaña política deberá ser absorbido totalmente por el Gobierno mexicano.

4.- El 50% de los elementos de la Guardia Nacional de nuestro país serán comisionados para vigilar las casillas y garantizar que el candidato demócrata cometa fraude electoral.

5.- Por supuesto, México seguirá siendo el patio trasero de los Estados Unidos. Todos los vehículos chatarra, las armas defectuosas y la ropa usada, seguirán entrando sin restricción alguna a territorio nacional.

6.- México se debe convertir en un «tercer país seguro», es decir, que todos los migrantes centroamericanos, caribeños, africanos e indúes deben quedarse aquí hasta que las autoridades norteamericanas decidan darles asilo.

Inciso a) El Gobierno mexicano se compromete a proporcionarles sus tres comidas diarias, su chesco y su chela los fines de semana.

Inciso b) El Gobierno mexicano se compromete a darles alojamiento en los hoteles de cuatro y cinco estrellas, como ocurre actualmente con los efectivos de la Policía Federal y el Ejército.

Inciso c) El Gobierno mexicano les otorgará a los migrantes un apoyo similar al que entrega a los «ninis» y a los abuelitos.

Inciso c) El Gobierno mexicano se compromete a proporcionarle a cada uno de ellos por lo menos un guarura que los cuide para no ser víctimas de la inseguridad.

7.- El Presidente de México debe aceptar, sin chistar, todas estas exigencias.

8.- De no cumplir con las condiciones incluidas en este acuerdo, se aplicarán aranceles del 95% a todas las exportaciones mexicanas y se impondrá el IVA del 80% a todos los mexicanos que vayan de shopping y se endurecerán los requisitos para obtener la Visa Láser, como la presentación del acta de defunción original y copia de los tatarabuelos, su primera membresía al Sam’s Club, copia fotostática certificada del Acta de Independencia, entre otros.

Los acuerdos aquí contenidos forman parte del papelito que ayer enseñó a los periodistas El Trompas y que no quiso leerlo porque dijo que en su momento El Peje deberá darlo a conocer.

Los Servicios de Inteligencia de Pegaso tuvieron acceso a dicho documento, clasificado por la CIA, la DEA, la KGB y el HEB como altamente confidenciales, y son la prueba fehaciente de que el nazi pretende reelegirse a como dé lugar e instaurar en los Estados Unidos el Cuarto Reich, como ya lo hemos expresado aquí.

Lo malo del asunto es que México está amarrado de las manitas y tiene que cumplir a güevo las exigencias del orate.

Si no lo hace así, júrelo que sí se aplicarán los lesivos aranceles y nuestra economía, de por sí debilitada, se irá al caño con todo y la Cuarta Transformación.

Va el refrán estilo Pegaso que en esta ocasión le fusilé al Peje: «¡Me extenúo, ave palmípeda de la familia anatidae!» (¡Me canso, ganso!).