Niega Peña Nieto estar bajo investigación en EU por ilícitos cometidos en Pemex

0
292

Por Agencias

Ciudad de México.-  El ex presidente Enrique Peña Nieto negó ser investigado en Estados Unidos por autorizar la compra de una planta, en transacción realizada por Petróleos Mexicanos (Pemex). Aseguró que se trata de una imputación de mala fe y sin fundamento.

“Rechazo categóricamente las falsas imputaciones en mi contra, publicadas esta mañana en distintos medios y atribuidas a un supuesto informante. No es la primera vez que se pretende inculparme de mala fe y sin fundamento alguno. Por supuesto, mienten”, escribió el ex mandatario en su cuenta de Twitter.

Este martes, en conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que la investigación en torno a la planta petroquímica (cuya transacción derivó en orden de aprehensión en contra del director de Pemex) sigue abierta y colaborará, en su caso, con los requerimientos de información.

Subrayó que si bien él se ha manifestado en favor de ver hacia adelante, “una especie de punto final”, también ha dicho que si los ciudadanos así lo piden, iniciaría una investigación de todo el periodo neoliberal, desde la administración de Carlos Salinas de Gortari, a quien llamó “el padre de la desigualdad moderna”.

-¿Ya empezó la investigación? Si sale el nombre del ex presidente Peña…

-Lo que salga, lo que salga, respondió.

“A todos. No puede haber impunidad. Nada más que son procesos legales, no es perseguir a nadie”, expresó.

La planta en cuestión fue vendida y comprada luego con recursos públicos.

El mandatario precisó que hay una deuda por cerca de mil millones de dólares, la cual fue financiada por la banca de desarrollo.

Señaló que la investigación en México, hacia el ex director de Pemex debió seguir adelante, porque ante las pruebas disponibles no podían quedarse callados o ser encubridores.

Reiteró que ya había denuncias en torno a la compra venta de esa planta, así que tenían que desarrollarlas.

Además, agregó, porque su gobierno debió iniciar una indagatoria a fin de decidir qué hacer con la planta.

«La otra opción es venderla, pero imagínense con la deuda, incluso en la primera opción (echarla a andar) hay que ver qué se hace con la deuda”, dijo.

La tercera opción es hacer una empresa mixta, con la iniciativa privada, para producir fertilizantes.

“Son de las cosas que estamos ya decidiendo, pero antes de cualquier opción, teníamos que desahogar el asunto jurídico”, por eso se hizo. (Fabiola Martínez/La Jornada).