Catarsis semanal del obispo de Victoria ¡se congratula de ataques contra López Obrador!

0
823

Por José Gregorio Aguilar

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Aunque en teoría el presidente  Andrés Manuel López Obrador da la bienvenida a la crítica, a la polémica y hasta a las protestas, en la práctica acusa de enemigos y de fifís a quienes no están de acuerdo con sus acciones de gobierno, indicó el obispo de la diócesis de Victoria, Antonio González Sánchez.

“Esa es la contradicción de la cual yo hablaba la vez pasada. Por un lado el señor Presidente afirma que no va a reprimir a nadie y que hay libertad para manifestarse, pero a la hora en que alguien se manifiesta en algo que no está de acuerdo con él hace lo contrario de lo que dijo: reprime. Ya lo sabemos, quien no está de acuerdo con él, es su enemigo”.

Recordó que muchas veces el mandatario nacional ha dicho que  respeta la diferencia de opinión y que no reprimirá manifestaciones ni protestas, pero lo cierto es que cuando se enfrenta a grupos de manifestantes, como ocurrió recientemente en Ciudad Valles, San Luis Potosí, cuestiona y acusa  que le montaron una provocación, en lugar de aceptar que son auténticas expresiones de inconformidad contra sus decisiones de gobierno.

El obispo de Victoria recordó que el Presidente ha puesto de moda el término “fifí” para etiquetar a quienes critican su gobierno.

Reiteró que López Obrador es incongruente porque lo que hacía en otros tiempos en contra de las autoridades ahora los ciudadanos se lo hacen a él y no lo acepta.

Mencionó que cuando fue candidato perredista a la gubernatura de Tabasco López Obrador promovió bloqueos y protestas que causaron daños y pérdidas económicas al país, además de agresiones y violencia ciudadana, pero ahora no soporta que los ciudadanos hagan lo que él hizo.

“La prensa que no está de acuerdo con él, los famosos fifís, y en general todos los que no están de acuerdo con sus acciones son sus contrarios, pero en otros  tiempos él promovió eso. En campaña dijo que su partido nunca había roto un vidrio, pero todos sabemos que antes cuando estaba en el PRD y perdió las candidaturas hubo manifestaciones, agresiones y miles de cosas. Lo que él hacía ahora se lo hacen a él y no lo acepta”, concluyó González Sánchez.