Colonos de Ciudad Victoria quieren depositar a una cuenta de Xico para que ya no robe

0
7055

Por Lupita Álvarez/Redacción

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Decenas de habitantes de las colonias Altas Cumbres, Veteranos, Francisco I. Madero y otras bloquearon con un vehículo el acceso del estacionamiento de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Comapa) de Victoria en protesta porque no tienen agua desde hace un año, y antes de ser recibidas por el gerente pidieron al alcalde Xicoténcatl González Uresti que si quiere seguir robando “que nos mande el número de cuenta y le depositamos el dinero directamente, que no nos esté robando a ojos vistas”.

Se quejaron de que los fraccionamientos “de los ricos” sí tienen “bastante agua, día y noche, porque ellos sí tienen dinero.

Eso, dijeron, no se entiende “porque en realidad Xico se mantiene de uno, de los jodidos”.

Desde el punto de vista de los inconformes, en realidad el problema del agua es político y lo de las continuas fallas en bombas y válvulas es parte de ese juego perverso.

Los inconformes, que aseguraron representar a 500 familias, manifestaron que además de no recibir el servicio, los recibos de cobro les llegan muy elevados por un supuesto consumo de agua, a lo que se añade que las pipas no llegan a sus colonias.

“En los fraccionamientos donde viven los funcionarios sí hay agua pero nosotros no tenemos. Con una sola yoga de agua tenemos que bañarnos y usarla para el sanitario… no tenemos ni una sola gota”, denunció Estela Chávez, habitante de la colonia Francisco I. Madero.

Los colonos, quienes por varios minutos impidieron que las cuadrillas de trabajadores ingresaran a la Comapa, dialogaron posteriormente con el gerente de la paramunicipal, Humberto Calderón Zúñiga, quien se comprometió a restablecerles el servicio a la brevedad posible.

El funcionario prometió a los manifestantes suministrarles el servicio de agua cuando menos cada dos días, y también se comprometió a revisar cada uno de los casos para determinar el monto que deberán pagar por el consumo del líquido.

Los manifestantes dijeron estar desesperados porque, reiteraron, desde hace cuando menos un año de sus llaves no sale una gota de agua, ante la pasividad con que la Comapa está tratando el grave problema.