El obispo de Victoria, AMLO y los migrantes: a Dios rogando y con el mazo dando

0
479

Por José Gregorio Aguilar

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El obispo de la diócesis de Victoria, Antonio González Sánchez dijo que es urgente que el gobierno federal despliegue toda su capacidad para atender la problemática de los migrantes que afecta al país.

Criticó que la administración federal deje solos a los gobiernos de los estados y a las asociaciones católicas, que prácticamente son los que dan albergue, alimento y servicios médicos a los indocumentados.

“La federación como que quiere  dejar el problema a los gobiernos estatales, municipales y a las iglesias, como que quiere que nos hagamos cargo de ellos; en casi todas las ciudades fronterizas hay casas de migrantes pero no hay capacidad para tantos”.

Refirió que el problema no cede y advirtió que si la federación no asume su responsabilidad la de los migrantes se puede convertir en una crisis humanitaria.

“Es un problema que se va a venir, sobre todo en la frontera, pero se abre ante los obispos de la provincia y tristemente se va a agravar en muchas ciudades, como en Victoria, que aunque no son frontera están cerca”.

Comentó que ante las decisiones que toma Andrés Manuel López Obrador que no queda de otra más que orar por los migrantes, por el propio Presidente y los gobiernos de los estados.

“Solamente nos queda orar por todas esas personas, que a lo mejor son manejadas por alguien pero están sufriendo; la migración es un derecho de todo ser humano. Hay que orar por las personas, por el Presidente y por los tres niveles de gobierno”, concluyó.