Piden al Congreso de la Unión solucionar para siempre asunto de cuotas escolares

0
229

Por José Gregorio Aguilar

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Para que las cuotas escolares realmente dejen de ser un problema cada año para millones de padres de  familia es necesario que el Poder Legislativo intervenga para reformar las leyes de educación, eliminándolas por completo o estableciendo un tope o criterio para acabar con tanto abuso, advirtió Leopoldo García López.

El dirigente nacional de la Federación de Asociaciones de Padres de  Familia (Fenapaf) recordó que en el sexenio pasado se legisló para que el gobierno federal prohibiera el cobro obligatorio de cuotas escolares, y también impidió que se condicionara la entrega de documentación por dichas aportaciones.

Comentó que México tiene ahora un Presidente que está reformando todo a través del Congreso de la  Unión, por lo que sería conveniente que hagan lo propio en el tema educativo, particularmente en el de las cuotas de las escuelas.

“La solución está en los diputados y senadores, que se pongan a  trabajar en un tema tan añejo y reiterativo pero que sigue siendo de gran impacto para toda la sociedad. Lo que queremos es que se vea el cambio para que el día de mañana ya dejen de ser noticias en los medios los abusos por cobros elevados en escuelas. Tenemos años hablando de eso y se presentan soluciones, pero en la práctica todo sigue igual”.

Sin embargo, para el dirigente de los padres organizados del país la práctica sigue, porque ahora el cobro de la cuota es “voluntario”, aunque solo en teoría porque  es una realidad de todos conocida que cada año sobreviene el mismo tema de los grandes abusos que se cometen en las instituciones educativas que piden grandes montos para inscribir a los niños, mismos que al final del ciclo escolar, si tienen algún adeudo, les son retenidos sus documentos.

Por ello, García López consideró que sí es un asunto  al que debería entrarle el Congreso de la Unión para que realmente sea efectiva una prohibición legal, porque actualmente algunos se pronuncian porque sea la SEP la que establezca un monto y prohíba que mesas directivas las impongan, pero  tampoco es el camino porque se violaría el artículo 3 constitucional y la educación dejaría de ser laica y  gratuita.

“No es una propuesta adecuada porque nos violarían el derecho a la educación laica y gratuita y pasarían por encima de la autonomía escolar”, reiteró.