Alcalde ex priista de Teziutlán llama ‘sucias y cobardes’ a madres solteras

0
177

Por Agencias

Puebla.- En un acto público, el presidente municipal de Teziutlán, Carlos Peredo Grau, llamó “sucias” y “cobardes” a las madres solteras, lo que provocó la reacción de colectivos como Mujeres sin Miedo, quienes pidieron una sanción en contra del alcalde, cuyas actitud consideraron misógina.

En un audio exhibido por dicha asociación civil se escucha al ex priísta hablar de las “súper abuelitas”, quienes “se hacen cargo porque hay mujeres tan cobardes y tan sucias que están solas”, durante un discurso que pronunció en el evento Abuso Sexual Infantil No.

Previamente se dirigió a “las muchachas”, a quienes preguntó “para qué quieren el marrano, si solo se van a comer un pedazo de chorizo o de longaniza”.

En su cuenta de Twitter, Mujeres Sin Miedo calificó al tres veces presidente municipal de Teziutlán de “incongruente” y “misógino”, y exigió que sea juzgado por violencia de género.

Asimismo, la organización propuso revocar el mandato del munícipe, que abandonó las filas del Partido Revolucionario Institucional PRI durante el sexenio del panista Rafael Moreno Valle Rosas (2011-2017) y se sumó a las filas del Partido Compromiso por Puebla, de registro local.

No es la primera vez que Peredo Grau está envuelto en polémica ya que en febrero pasado, integrantes del Frente Cívico Teziuteco se manifestaron en el zócalo de esa demarcación ubicada en la Sierra Norte, en repudio a obras de ampliación del mercado Victoria que el ayuntamiento realiza a un costado del palacio municipal, supuestamente sin contar con permisos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En esa protesta, que fue encabezada por Mercedes González Molina, ex candidata de Morena a la alcaldía, los inconformes realizaron una consulta pública e instalaron módulos de atención, además que lanzaron consignas en contra de los trabajos.

En ese momento exigieron al edil que reconsiderara la realización de la obra, ya que supuestamente afecta a una construcción que, afirmaron, cuenta con más de 100 años de antigüedad.

En consecuencia, el INAH solicitó de manera formal al ayuntamiento de Teziutlán que suspendiera las obras de ampliación del mercado, mientras se evaluaba una posible afectación al patrimonio cultural del municipio.

Sin embargo, la ampliación del inmueble continuó. El edil argumentó que había obtenido un amparo contra la decisión del INAH, sin mostrar la documentación correspondiente. (Efraín Núñez/La Jornada).