‘Alito’ no se midió

0
401

Clemente Castro González

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Al escuchar el discurso del dirigente del PRI, ALEJANDRO MORENO CÁRDENAS, durante su toma de protesta, pareciera que esta por arrancar el trabajo de un organismo renovado, diferente, comprometido con las transformaciones a nivel interno y con el país.

Y es que en su  grandilocuencia  no se midió al sostener que “inicia una nueva era y que serán la oposición mas digna de la historia de México”.

Para ello habló de que la militancia es la base del instituto y que el compromiso es con las causas sociales, lo que implica encabezar sus luchas.

Además, “Alito” aprovechó su ungimiento para recordar  el valor de venir de una elección de voto directo a la que catalogó de ejemplar y con ese soporte advirtió  que la dirigencia tendrá libertad porque no se recibirá línea de nadie, en tanto que el tricolor no gira en torno a una persona.

La verdad fue un mensaje enjundioso en donde no falto eso de que el PRI nunca se raja y que esta puesto para volver a ganar.
Por cierto, el triunfalismo fue algo que reitero el nuevo presidente priista y advirtió a los adversarios y analistas en el sentido de que no se equivoquen porque pese a que perdió las elecciones del año pasado son el instituto que más estados y municipios gobierna, de modo que, a juicio,  el Revolucionario Institucional esta  más vivo que nunca.

En el menú de temas no falto el rollo de ser una oposición responsable y propositiva. Para empezar precisó que no apoyarán la revocación del mandato y entre sus banderas de lucha están lo de las Estancias Infantiles, el Seguro Popular y el programa Prosepra.

La cantaleta fue constante. Ganar, ganar y ganar. Sin faltar la consiga de que “el pueblo esta contigo” y la señora gritona que espera el momento para hacerse escuchar con un grito meloso a favor del ungido.

Fue tanto el ímpetu discursivo del guía tricolor que quedó casi afónico antes de lanzar la consigan del cierre en donde pidió apoyo a la militancia para volver a “ganar”. “llegó la hora de mostrar de que estamos hechos los priistas”, dijo.

En realidad los guías del tricolor saben bien lo que se debe hacer, conocen que tipo de partido son, la manera de organizarse lo relacionado con el poder y el rollo de que las postulaciones para cargos de elección popular o partidista deben salir de la militancia y el más amplio respaldo social.

Pero su problema central no es de oratoria y contenido sino de congruencia e incapacidad de autocrítica.

Lo que sucede es que en lugar de hacer las cosas diferentes únicamente se desgañitan al lanzar cualquier cantidad de propuestas pero, al paso de los días, lo emitido se queda en buenas intenciones.

Desde luego que a los asistentes al relevo en el liderazgo priista les puede sonar bien eso de que en la elección para sacar a sus guías voto cerca de dos millones de militantes que, que sin duda es un considerable número. Pero el punto es que la membresía del tricolor es de 6. 7 millones de afiliados.

Otro aspecto que también puede resultarles  malsonante a los dueños del tricolor es la versión de que hubo cargada en favor de MORENO CÁRDENAS.

Tan es así que acaba de salir del  PRI la principal adversaria de “Alito”, en la pasada contienda, ni más ni menos que IVONNE ORTEGA PACHECO.

En sus razones la ex gobernadora de Yucatán establece que en congruencia con sus convicciones democráticas presentó su renuncia al partido después de 29 años de militancia.

Habla de que viejas mañas y practicas deshonestas se pusieron en práctica durante la elección.

“Esas prácticas arcaicas, mañosas e ilícitas se presentaron de nuevo en la jornada del 11 de agosto y la ciudadanía vio el peor rostro de esa histórica institución. Sus autoridades al fingir que nada paso, carentes de autocrítica, aparentando que el proceso fue inmaculado y perfecto, caen en total simulación. Si entre los militantes del PRI prevalece la trampa y la simulación, será impensable presentarse ante los mexicanos a pedir el voto en elecciones constitucionales”, escribe en parte de su misiva la ex mandataria.

Tiempo atrás lo propio hizo el ex secretario de Salud federal, JOSÉ NARRO ROBLES, el cual ni siquiera entro a la contienda e igual se fue del PRI al asegurar que el piso no estaba parejo y que había cargada a favor de MORENO CÁRDENAS.

En fin, así son las cosas en los asuntos de la política y la sensación que queda es que “Alito” no se midió. Esperemos que no le venga a modo aquello de que el que mal empieza, mal acaba.

Conste que no hablamos de la euforia tricolor que se desbordo en el Auditorio Plutarco Elías Calles y tampoco de la claridad del mensaje del presidente priista.

Al fin y al cabo la forma esta cubierta. Más bien el problema sigue siendo de fondo y eso implica ser consecuentes.

AL CIERRE

Mal y de malas andan en la COMAPA Victoria. En principio debido a que no paran las quejas de usuarios por la deficiencia del servicio prestado y, sobre todo, la falta de agua.

Por si ello fuera poco, el fin de semana circularon fotografías del alto mando de la Comisión en donde sus autoridades se pasaron de “fiesta”.

Esto llevó a la renuncia del responsable técnico, SALOMÓN MARTÍNEZ y no se descarta que el propio gerente general, HUMBERTO CALDERÓN, corra similar suerte.

Bien se comenta que las desgracias no llegan solas.